El producto se utiliza como lubricante y en artículos que van desde extintores a baterías de iones de litio

Logran sacar grafito de polvo de carbón a través de un microondas de cocina

El descubrimiento es otro paso adelante en el esfuerzo por encontrar usos alternativos para el carbón de la cuenca del río Powder de Wyoming

Logran sacar grafito de polvo de carbón a través de un microondas de cocina
Un microondas PD

Los investigadores de la Universidad de Wyoming han demostrado que el polvo de carbón se puede convertir en valioso nanografito con solo papel de cobre, recipientes de vidrio y un microondas doméstico.

El descubrimiento es otro paso adelante en el esfuerzo por encontrar usos alternativos para el carbón de la cuenca del río Powder de Wyoming.

Más aún en un momento en que la demanda de carbón para generar electricidad está disminuyendo debido a las preocupaciones sobre el cambio climático.

En un artículo publicado en la revista Nano-Structures & Nano-Objects, los investigadores de la Wyoming informan que crearon un entorno en un horno microondas para convertir con éxito el polvo de carbón crudo en nanografito, que se utiliza como lubricante y en artículos que van desde extintores a baterías de iones de litio.

Este «método de un solo paso con tratamiento de microondas asistido por metal» es un nuevo enfoque que podría representar una tecnología de conversión de carbón simple y relativamente económica.

«Este método proporciona una nueva ruta para convertir abundantes fuentes de carbono en materiales de alto valor con beneficios ecológicos y económicos», escribió en un comunicado el equipo de investigación.

Si bien investigaciones anteriores han demostrado que las microondas pueden usarse para reducir el contenido de humedad del carbón y eliminar el azufre y otros minerales, la mayoría de estos métodos requieren un pretratamiento químico específico del carbón.

En su experimento, los investigadores de la Universidad de Washington simplemente molieron carbón crudo de la Cuenca del Río Powder en polvo.

Luego, ese polvo se colocó sobre una lámina de cobre y se selló en recipientes de vidrio con una mezcla gaseosa de argón e hidrógeno, antes de colocarlo en un horno microondas. Se eligió un horno de microondas convencional por conveniencia y porque proporcionaba los niveles deseados de radiación.

«Al cortar la lámina de cobre en forma de tenedor, las chispas fueron inducidas por la radiación de microondas, generando una temperatura extremadamente alta de más de 982 grados Celsius en unos pocos segundos», dice Masi, autor principal del artículo. «Es por eso que no debe colocar un tenedor de metal dentro de un horno microondas».

Las chispas provocadas por las microondas generaron las altas temperaturas necesarias para transformar el polvo de carbón en grafito policristalino, y la lámina de cobre y el gas hidrógeno también contribuyeron al proceso.

Si bien el experimento incluyó duraciones de microondas de entre 3 y 45 minutos, se encontró que la duración óptima era de 15 minutos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído