Ciutadans contra la ‘exclusión’ escolar del castellano en Cataluña

C’s ha anunciado que ocho entidades de varias comunidades autónomas -entre ellas Cataluña, País Vasco y Baleares- participarán en la manifestación convocada por la formación el domingo 28 en contra del modelo de inmersión lingüística y a favor del derecho de los padres a escolarizar a sus hijos en castellano.

En un comunicado, su portavoz, Jordi Cañas, llamó a participar en la protesta a «todo aquel ciudadano que crea que desde la imposición y la negación de derechos fundamentales no se puede construir una sociedad justa».

La manifestación se iniciará en la plaza Urquinaona de Barcelona a las 11 horas y finalizará con la lectura de un manifiesto en la plaza Sant Jaume tras haber recorrido la Via Laietana.

Cañas ha subrayado que la protesta tiene una «firme voluntad aglutinadora, transversal e integradora» con el fin de promover la «conciencia a nivel nacional» del «problema» lingüístico en las escuelas.

C’s pretende «ceder el protagonismo a aquellos que sufren esta situación», de manera que el partido se comprometió a no intervenir en el acto.

«Esta manifestación tiene una doble voluntad: por un lado la de decir «no» a un modelo que prima el adoctrinamiento a la formación, la uniformidad a la pluralidad y la imposición al respecto».

La Generalitat ‘ningunea’ al TS
Precisamente, la aprobación del proyecto de Ley de Educación de Catalunya (LEC) supone, según Cañas, una «maniobra más» del Govern para «evitar que los tribunales sigan evidenciando los excesos nacionalistas de un gobierno preocupado principalmente por blindar sus competencias».

Ha acusado a la Generalitat de «dar un paso más en la política de ninguneo» hacia el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya que, con sentencias anteriores, «obliga» a la Conselleria de Educación a «aplicar la tercera hora de castellano y a la inclusión de la casilla para elegir el idioma de la primera enseñanza».

Además, celebró que «ninguna» universidad catalana «tenga intención de aplicar la orden de la Generalitat de exigir el nivel C de catalán a los profesores extranjeros o de otras comunidades autónomas que quieran aspirar a un contrato fijo».

«El sentido de responsabilidad de las universidades ha prevalido sobre el ‘hooliganismo’ de un conseller de Universidades (Josep Huguet) que confunde excelencia universitaria con excrecencia identitaria», concluyó.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído