La UNED celebra un Congreso sobre Mediación Educativa

(PD).- Celia Parcero Torre, profesora tutora de Historia Moderna y de Historia de América en la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), es también mediadora educativa y coordinadora de un congreso celebrado entre el lunes y ayer martes en el centro universitario de Palencia. Celia Parcero ha justificado la necesidad del congreso al ser la mediación educativa una de las apuestas para llevar a cabo un cambio importante en el modelo del sistema educativo «un nuevo modelo de convivencia que pasa por el diálogo para la prevención y resolución de conflictos».
-Para una anhelada sociedad en paz, hay que empezar desde la escuela…
-Exactamente. Hay que empezar por enseñar a convivir de otra manera, que es comunicándonos y no llevándolo todo a los tribunales. Es importante que desde la escuela llegue la idea de que es necesario que aprendamos a vivir en paz.
-¿Hemos olvidado convivir o es que nunca hemos sabido?
-La sociedad se ha ido haciendo cada vez más compleja y más plural. Los centros educativos tienen una variedad étnica y lingüística entre sus alumnos, o también niños con altas capacidades y con conductas disruptivas al mismo tiempo. Eso nos lleva a plantearnos desde la educación una nueva forma de ver nuestras aulas.
-¿La autoridad ya no funciona?
-En el sentido antiguo de la palabra, la autoridad ya no sirve ni para la convivencia ni para la disciplina. La autoridad es moral y el profesor para tenerla debe disponer de herramientas para enfrentarse a unos grupos heterogéneos, a una sociedad compleja. El manejo de estas técnicas debería estar incorporado a todos los profesionales cuyo trabajo consiste en servir a la sociedad, como en Estados Unidos.
-¿También hay que enseñar el manejo de esas técnicas de mediación a las familias?
-Por supuesto. El planteamiento debe ser integral, de familia y de escuela, porque si no, los niños están desorientados. En este modelo nuevo de convivencia debemos implicar mucho más a los padres.
-Porque la autoridad tampoco funciona en casa…
-Las familias también han cambiado mucho. Al cambiar la base de convivencia, nos sentimos desorientados. La gestión de la educación en emociones y en sentimientos ha pasado a la escuela, pero con mucho esfuerzo creo que podremos salir adelante.
-¿Entre esas herramientas está la de enseñar a sonreír?
-La risa convierte todo en positivo.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído