Complicidad y banalización de la violencia en ABC

(PD).- Complicidad y banalización de la violencia en ABC. La ineficacia del Ministerio, judicializa la Educación.

El acoso escolar es la punta del iceberg de un fenómeno creciente en las aulas españolas, la realidad de la violencia, que afecta a profesores y alumnos y exige una reflexión de todos.

Es cosa de todos, pero parece que entre nuestros políticos y algunos medios de comunicación hay un pacto de silencio, un “aquí no pasa nada”, “son casos aislados”, que pretende eludir la responsabilidad de las autoridades educativas y hurtar a la sociedad española el debate profundo que la educación merece. En una sociedad cada vez mas violenta, un 74% de los españoles cree que el gobierno no hace lo suficiente para frenar la violencia juvenil y un 71% denuncia la pasividad y falta de diligencia de esas mismas autoridades educativas, cuya ineficacia judicializa la Educación.

Conocida la realidad de nuestras aulas, resulta perversa la complacencia con el sistema educativo actual y surrealista que periodistas desinformados y presuntos representantes de padres enarbolen la bandera de la negación de la violencia escolar, llegando a falsear los datos. La pregunta es ¿qué tienen en común aquellos que, negando la realidad de las aulas, afirman que la violencia y el acoso escolar se ha reducido en todas las Comunidades Autónomas a la vez que decretan un auténtico apagón informativo?

Marchesi, Idea-Fuhem y la Síndica no solo representan la autoría intelectual de las reformas educativas de los últimos años, sino que son hoy valedores de la Educación para la Ciudadanía, que ellos consideran “mucho más que una asignatura”, recomiendan en sus conclusiones la democratización de la escuela y los comités de ciudadanía para frenar la «residual» violencia en las aulas y encargan sondeos telefónicos hechos a adolescentes que arrojan el deseado dato del 3% aunque el error muestral sea +-3,5%.

Desde el informe HBSC realizado por la Organización Mundial de la Salud para 35 países, nuestras autoridades saben que en España 1 de cada 4 escolares padece violencias frecuentes y continuadas en los centros educativos. . Y todavía nadie ha hecho nada para desterrar de nuestras aulas el maltrato físico y psicológico, que produce en mas de la mitad de loa niños acosados cuadros graves de estrés postraumático. infantil que de no tratarse, se cronifica y produce cambios permanentes en la personalidad que llegan hasta la vida adulta.

Desde los informes Cisneros VII y X sabemos que el aislamiento y la exclusión, el desprecio y el maltrato verbal multiplican por cuatro el riesgo de padecer estrés postraumático infantil infantil que de no tratarse, se cronifica y produce cambios permanentes en la personalidad que llegan hasta la vida adulta.

1 de cada 4 alumnos sufre Acoso y Violencia Escolar en España, 2 de cada 3 profesores presentan alto riesgo psicosocial, pero las autoridades educativas miran hacia otro lado y sólo se preocupan por mantener el statu quo de una Comunidad Educativa Virtual que controla a golpe de subvención y de espaldas a la realidad, las aulas españolas.

La ineficacia del Ministerio, judicializa la Educación y pone de manifiesto el fracaso de todas las instancias educativas, grupales, familiares y sociales. Profesores visitando los juzgados, padres que denuncian a docentes, alumnos que atentan sistemáticamente contra la dignidad de compañeros y profesores…

Mientras, planes de convivencia, observatorios y jornadas de adoctrinamiento dejan a los miembros de la Comunidad Educativa, padres, alumnos y profesores sumidos en la indefensión y abocados al recurso a los tribunales de justicia.

Podemos seguir mirando hacia otro lado, pero frente a decimonónicos y rancios adoctrinamientos, las autoridades educativas deberían asumir la posición de garante que sobre la salud y la seguridad de los escolares les corresponde ó responder del incumplimiento del deber de evitar prácticas sistemáticas de maltrato hacia alumnos y profesores en los centros educativos

A falta de soluciones eficaces que permitan atajar la violencia en las aulas, la indiferencia del Ministerio de Educación perpetúa un dato, que gracias a la OMS, el gobierno conoce desde 2004: al menos, 1 de cada 4 escolares, también este año, serán víctimas de acoso escolar.

También los “avanzados” países escandinavos comenzaron la prevención del acoso escolar después de que varios alumnos perdieran la vida…¿hasta cuándo debe aguantar un niño?, ¿cuántas violencias son necesarias?
Los niños en edad escolar no votan ni son una prioridad para nuestros representantes políticos…Tal vez, por ello, habrá que esperar otra muerte, para que ABC tome en serio este problema.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído