Ataque al derecho a la objeción de conciencia del personal sanitario

(Educador Digital).- «Es inaceptable y contraria a la Constitución la pretensión de restringir la libertad ideológica del personal sanitario y la pretensión de pisotear sin miramientos el derecho constitucional a la objeción de conciencia del personal sanitario… La continua agresión de la que en los últimos años está siendo objeto la patria potestad de los padres respecto de sus hijos encuentra en este documento un nuevo episodio, al vetar a los padres cualquier relevancia en la decisión de abortar de una hija menor.»

Transcribimos, por su gran interés, la nota de prensa emitida por Profesionales por la Etica sobre las Conclusiones de la Subcomisión del Congreso sobre la reforma de la legislación despenalizadora del aborto.

En relación con el documento titulado “CONCLUSIONES DE LA SUBCOMISIÓN DEL CONGRESO SOBRE LA REFORMA DE LA REGULACIÓN DE LA INTERRUPCIÓN VOLUNTARIA DEL EMBARAZO EN EL MARCO DE UNA NUEVA NORMA SOBRE DERECHOS Y SALUD SEXUAL Y REPRODUCTIVA”, Profesionales por la Etica ha hecho pública la siguiente nota de prensa:

Es un insulto al Estado de Derecho la inconsistencia de las propuestas contenidas en dicho documento con la vigente jurisprudencia constitucional en materia de protección de la vida humana. El nivel de retorcimiento terminológico y conceptual que desde el punto de vista jurídico se expresa en el mismo es del todo inaceptable, intelectual y éticamente. Incluir el aborto bajo el epígrafe de la “salud reproductiva” es una contradicción en los términos, ya que el aborto no es un acto médico, sino la negación de la propia dignidad de la Medicina.

Resulta preocupante el nivel de manipulación de la mujer al pretender convertir lo que en ocasiones es una tragedia humana en un pretendido derecho, utilizándose a mujeres, incluso menores de edad, para la afirmación de unos principios ideológicos vinculados a la cultura de la muerte.

Es inaceptable y contraria a la Constitución la pretensión de restringir la libertad ideológica del personal sanitario y la pretensión de pisotear sin miramientos el derecho constitucional a la objeción de conciencia del personal sanitario. Está claro que a los promotores de la cultura de la muerte les molesta la actitud responsable de los médicos que tienen conciencia de la dignidad y finalidad de su profesión y se oponen a denigrar la dignidad humana, no prestándose a ser artífices de una barbarie que desangra vital y moralmente nuestra sociedad.

La continua agresión de la que en los últimos años está siendo objeto la patria potestad de los padres respecto de sus hijos encuentra en este documento un nuevo episodio, al vetar a los padres cualquier relevancia en la decisión de abortar de una hija menor. El aborto es una tragedia, pero no menos será a lo largo de su vida, el recuerdo traumático de haber abortado en esas mujeres que siendo menores de edad, no pudieron ser protegidas por sus padres por habérselo impedido un Estado secuestrado por una ideología antidemocrática.

Exigimos a todo poder público el más estricto e irrestricto respeto a la vida del no nacido, la protección social y humana de las mujeres embarazadas en dificultades, y en todo caso, la tutela de la libertad ideológica del personal sanitario que se niegue a realizar actos contrarios a la vida.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído