El Tribunal Supremo evita por fin que los etarras estudien en la Universidad vasca

(PD).- El Tribunal Supremo ha declarado nulo el protocolo de la Universidad del País Vasco (UPV) para la atención a presos, lo que implica que todos los reclusos etarras, incluidos los encarcelados en Francia, que quieran cursar estudios universitarios tendrán que hacerlo a través de la Universidad de Educación a Distancia (UNED) y seguir el control establecido, según fuentes de la Abogacía del Estado.

Como explica J.M. Lázaro en El País, el Supremo ha estimado el recurso de la Abogacía del Estado y ha anulado una sentencia del Tribunal Superior Vasco que avaló el protocolo de la UPV respecto a internos en centros ubicados en el extranjero, es decir, los etarras presos en Francia.

Sin embargo, el Tribunal Supremo ha estimado que el protocolo de la UPV se dirigía de modo prioritario a los reclusos en centros penitenciarios españoles, sin perjuicio de su posible extensión a internos en establecimientos penitenciarios extranjeros. En todo caso, el protocolo de la UPV precisa de un convenio de dicha Universidad con Instituciones Penitenciarias y como tal protocolo no existe, la norma es nula. Y el Supremo extiende esa nulidad a los presos de ETA en Francia.

En los últimos años, los partidos políticos han denunciado que la matriculación de los presos etarras en la UPV constituía un «trato de favor». En 2003, el Gobierno del PP cambió la ley penitenciaria para que los presos etarras tuvieran que estudiar en la UNED y no en la Universidad vasca. Al año siguiente, de los 260 presos etarras alumnos de la UPV sólo 48 se matricularon en la UNED.

Posteriormente, en 2005, el Gobierno socialista recurrió el protocolo de la UPV, al amparo del cual se matricularon 57 presos etarras recluidos en Francia. El Supremo ha anulado ahora esa norma.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído