La Xunta de Galicia sólo pagará todos los libros a las familias de rentas más bajas

(PD).- La Consellería de Educación sólo sufragará el importe total de los libros de texto al 25 por ciento de las familias gallegas con hijos en edad escolar, que son las que disponen de rentas más bajas, mientras que aquellas que cuentan con ingresos más elevados, aproximadamente el 35 por ciento, deberán volver a pagar los manuales educativos.

El nuevo sistema, que sustituye a la gratuidad universal que había implantado el bipartito como una de sus medidas estrella, estipula tres tramos de renta para decidir si las familias con hijos en el colegio tienen derecho a percibir ayudas públicas para costear la compra de los libros de texto y en qué porcentaje.

Así, se suman los ingresos totales de la unidad familiar y se dividen por el número de miembros del hogar, de forma que, aquellas que cuentan con rentas de hasta 5.400 euros anuales por persona, recibirán una ayuda máxima de 180 euros por cada niño. En el caso de familias monoparentales, este límite se eleva a 6.000 euros anuales.

La Consellería de Educación asegura que con esta ayuda de 180 euros se pueden comprar todos los libros en la mayoría de las librerías de Galicia y subraya que este importe es el más elevado entre las comunidades que subvencionan la compra de los manuales escolares. Así, reivindica que Navarra destina ayudas de 133 euros, seguida de Valencia, con 127 euros, Castilla y León, con 105 euros, Madrid, con 104 euros y Asturias, con 90.

En el caso de familias con ingresos de entre 5.400 y 9.000 euros por persona en el hogar, o entre 6.000 y 9.000 euros si son familias monoparentales, la Xunta subvencionará la mitad del coste de los libros de cada hijo. En este caso se encuentran aproximadamente el 40 por ciento de la población gallega con niños en edad escolar.

No obstante, el subsidio público para libros de texto se elevará hasta los 250 euros para el alumnado de Educación Especial, independientemente de los ingresos de la familia.

IMPLANTACIÓN PROGRESIVA

Este nuevo sistema de ayuda a la compra de libros se implantará de forma progresiva hasta la desaparición total del modelo de préstamo que había implantado el anterior Gobierno. Así, el próximo mes de septiembre ya entrará el nuevo sistema para alumnos de primero, segundo, quinto y sexto de Primaria y de Educación Infantil, hasta que en el curso 2012-2013 ya estarán cubiertos todos los niveles educativos.

De esta forma, el programa actual de préstamo continuará vigente mientras dure la implantación del nuevo sistema, por lo que los alumnos de tercero y cuarto de Primaria y los de Secundaria recibirán los lotes correspondientes en el mes de septiembre. Por su parte, los padres de alumnos en cursos en los que ya se implanta en el nuevo modelo deberán comprar los libros de sus hijos y podrán solicitar las ayudas en los centros a partir del mes de septiembre.

GRATUIDAD SOLIDARIA

El departamento que dirige Jesús Vázquez Abad denomina a este nuevo modelo «gratuidad solidaria» y lo contrapone al «café para todos» implantado por el bipartito de socialistas y nacionalistas, al que tacha de «engañosa medida universal» porque beneficiaba a todas las familias independientemente de su nivel de ingresos.

Pero otra de las razones que esgrime la Consellería de Educación para reformar el sistema es el «muy elevado gasto» que provocaba el anterior modelo. Así, calcula que con las nuevas ayudas, las arcas de la Administración autonómica conseguirán un ahorro de 21 millones de euros en los próximos cuatro años, ya que se reduce un 30 por ciento el coste de la gratuidad universal, que se elevaría a 70 millones de euros hasta 2013, frente al actual mecanismo, que supondrá una inversión de 49 millones.

Educación asegura que este montante de ahorro permitirá inversiones en otros servicios e infraestructuras, como la mejora de los servicios de comedor escolar. Asimismo, arguye «mayores ventajas» para alumnos y padres porque permite la creación de bibliotecas familiares en los hogares y la mejor conservación de los libros, además de facilitar la labor de los profesores porque se eliminan los procesos de catalogación y revisión de los manuales del sistema de préstamo.

La consellería también destaca que este nuevo mecanismo «devolverá la estabilidad al sector del libro», que estaba «afectado profundamente» por el sistema de préstamo, ya que «veía como sus ingresos variaban cada año» en función de los cursos cuyos manuales había que renovar. Hasta el momento, se cambiaban todos los años los libros de primero y segundo de Primaria y los de Educación Especial.

El departamento autonómico argumentó también en un comunicado de prensa que otras comunidades con gobierno socialista, como Asturias y Extremadura, otorgan las ayudas a la compra de libros de texto en función de la renta de las familias, al igual que otras con ejecutivos del PP como Castilla-león y Madrid.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído