Los niños gallegos se educarán en su lengua materna hasta los 6 años

(PD).- Jesús Vázquez Abad, consejero de Educación, defendió la «legalidad» de que los alumnos de 0 a 6 años de edad sean educados en su lengua materna y que, «progresivamente», sean «introducidos» en el otro idioma oficial en Galicia hasta obtener la suficiencia lingüística en ambos idiomas.

Vázquez aseguró que esta medida se adapta al marco legal vigente y, por tanto, al decreto del gallego en la enseñanza aprobado por el bipartito.

El responsable de la Administración educativa gallega aseguró que «todas las actuaciones» de su departamento «respetan la legalidad vigente y cumplen, sin restricción de ninguna clase, el decreto en vigor» del gallego en la enseñanza, que prevé derogar.

Además, señaló que el artículo 13 del decreto que regula las enseñanzas entre 0 y 6 años y que entró en vigor tras ser publicado en el Diario Oficial de Galicia (DOG), «cubre un hueco que no cubrió el bipartito» para una enseñanza «no discriminatoria».

Un bipartito que, a su juicio, puso en marcha una política lingüística «al servicio de los nacionalistas» y, frente a esto, el nuevo gobierno popular de la Xunta optó por «acatar lo que quieren los ciudadanos: un bilingüismo integrador y cordial y derecho a la libre opción de lengua».

Así, justificó la derogación del decreto de Normalización Lingüística por tratarse de «una promesa electoral», además de por no obtener «el máximo consenso». «El reto de los políticos actuales es eliminar las discriminaciones y lograr que los alumnos adquieran competencia en ambas lenguas», resolvió Vázquez Abad.

MANO TENDIDA

Tras las críticas de PSdeG y BNG por no haber efectuado ninguna negociación con los grupos con representación parlamentaria para consensuar el nuevo decreto, el titular de Educación indicó que éste se iniciará una vez terminada la consulta a los padres.

Una vez puesto en marcha, aseguró que su departamento llamará a los grupos y a los trabajadores del sistema educativo. «Tendemos la mano para regresar al consenso en esta nueva etapa de bilingüismo cordial», ofreció, tras mostrar su convencimiento de que «hay espacio para el acuerdo».

«Invito a toda la sociedad a erradicar el conflicto lingüístico», conminó, lo que valió a Carme Adán, diputada autonómica del BNG, para entender que tras ese argumento se encuentra «un mundo de Matrix que el PP quiso construir para hacer creer que los castellanoparlantes están discriminados».

«DAÑO SOCIAL» AL GALLEGO

Para la nacionalista Carme Adán, la Xunta está infringiendo un «daño al prestigio social del gallego» que se incrementa con «una consulta-farsa diseñada sin rigor y sin contar con la comunidad educativa» y lamentó que el de Galicia sea «uno de los pocos parlamentos que debaten si se enseña en lengua propia».

Asimismo, aseguró que su formación «no va a consentir» que los niños no tengan competencias lingüísticas en gallego y advirtió al consejero que «acabar con la lengua no le va a salir gratis».

Con ella coincidió el diputado del PSdeG Guillermo Meijón, quien leyó parte de un informe redactado por el secretario general de Política Lingüística, Anxo Lorenzo, durante su etapa como colaborador del bipartito. En él, tildaba de «falacia» las acusaciones de los populares sobre que el bipartito tratase de «imponer» el gallego.

Además, insistió en que el ex presidente de la Xunta Manuel Fraga tenía «voluntad de promoción» de la lengua gallega, así como en que el ex consejero de Educación Celso Currás entendió el Plan de Normalización como «un hito en la historia de Galicia».

ILEGALIDAD

Por otra parte, Adán acusó al consejero de «vulnerar» la legislación vigente, ya que las comunicaciones de la consellería deberían ser en gallego, al igual que la encuesta a los padres y la publicidad sobre ella.

«Usted pasa por encima del Estatuto, de la Ley de Normalización Lingüística, del Plan de Normalización Lingüística y de la Carta de Lenguas Minoritarias», reprobó, tras señalar que «no existe ningún expediente que acredite que existe conflicto lingüístico en ningún centro».

Por último, el diputado del PPdeG Agustín Baamonde rechazó la idea que quieren transmitir los grupos de la oposición, por la cual el PP «demoniza» la lengua al decir que pretende «aniquilarla». A su juicio, su partido «está muy centrado».

«Pierden el tiempo, porque no es verdad. No queremos sacar el gallego de las aulas ni de la administración», aseguró, al tiempo que precisó que el PP «no ataca al gallego, sino la política lingüística del bipartito». «Hay más formas de hacer política lingüística que su política fracasada», concluyó el popular.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído