Los estudiantes con malas notas pasan más tiempo en Internet que los que aprueban

El 88% de los estudiantes de Secundaria se conecta a Internet una hora y 45 minutos de media al día, según una investigación presentada por la Fundación Antena 3 y el Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid y realizada entre 1.000 niños de 8 a 16 años y sus padres. El estudio ha sido efectuado por TNS Demoscopia.

En la presentación del trabajo, el consejero técnico de TNS Demoscopia, Jorge Clemente, subrayó que el estudio refleja que cuanto más tiempo se dedica a Internet, mayor es el índice de suspensos en la ESO.

Los estudiantes que aprueban en Secundaria pasan una hora y media en Internet, mientras que los que suspenden dedican dos horas diarias de media a este entretenimiento, apuntó Clemente.

Por otra parte, destacó que ya en Primaria el 62% de los alumnos invierte 50 minutos diarios de media en navegar en Internet.

La investigación advierte también de que frente a la hora y media que en general dedican al estudio, los jóvenes pasan cerca de cuatro frente a una pantalla (ordenador, consola o Internet).

PROBLEMAS DE CONCENTRACIÓN

Según Clemente, en Primaria uno de cada cuatro alumnos tiene problemas para concentrarse, proporción que se eleva a más del 30% entre los de Secundaria.

En este sentido, destacó que el 48% de los estudiantes de Secundaria que suspenden hacen los deberes conectados a Internet o escuchando música, y un 40% de todo el alumnado en esta etapa (incluidos también los que aprueban) estudia con gente alrededor.

Asimismo, indicó que el 30% de los alumnos de ESO se conecta a Internet cuando hace los deberes, el 46% escucha música y el 18% ve la televisión.

En Primaria son un 33% los que hacen los deberes en contacto con otras personas, un 20% los que los compaginan con Internet y otros tantos los que oyen música a la vez.

El empeoramiento de todos los indicadores en Secundaria tiene que ver con el hecho de que al 70% de los alumnos de Primaria les gusta estudiar, porcentaje que cae al 41% entre los de la etapa educativa siguiente, explicó Clemente.

FALTA COMUNICACIÓN

El trabajo también revela una escasez de comunicación entre padres e hijos en lo relativo a los estudios, pues uno de cada tres alumnos de Primaria no habla con sus padres de este tema, algo que se repite para la mitad de los que suspenden en Secundaria.

Son las madres las más involucradas en la educación de los hijos, ya que mientras que ellas se ocupan en solitario en el 40% de los casos, solo un 3% de los padres se dedican en exclusiva a la educación de sus hijos. Sin embargo, lo más habitual es que participen los dos (57% de las familias).

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído