Una cámara de seguridad captó a dos estudiantes practicando sexo en el bar

Sexo desbocado en una fiesta en la universidad británica de Exeter

Las imágenes se pasaron a un 'smartphone' y de ahí fueron subidas a la red

Sexo desbocado en una fiesta en la universidad británica de Exeter
Universidad británica de Exeter.

Ocurrió en enero 2013, pero el escándalo sigue sacudiendo a la universidad británica de Exeter. Según Daily Mail, imágenes de una cámara de seguridad captaron a dos estudiantes manteniendo relaciones sexuales durante el transcurso de la ‘Safer Sex Ball 2012’, un acto organizado para promover el «sexo seguro entre los jóvenes.

Las imágenes fueron subidas a la red y corrieron como la pólvora entre los estudiantes. En 2006 esta misma universidad vivió un trágico episodio cuando, Gavin Britton, un novato de primer curso, bebió hasta la muerte en las habituales fiestas de iniciación.

La ‘Safer Sex Ball se celebra para recoger fondos destinados a la lucha contra el SIDA y los estudiantes acuden a la misma en ropa interior y con provocativos conjuntos de lencería. Por ello no es de extrañar que algunos se desmadrase más de la cuenta y aprovechase la circunstancias para montarse la fiesta por cu cuenta. Lo que investiga ahora el Sindicato de Estudiantes es cómo se ha podido producir la fuga de imágenes grabadas por el sistema de seguridad en la que aparecen dos estudiantes revolcándose en una mesa del bar de la universidad.

El vídeo, de cuatro minutos de duración fue captado a su vez por un ‘smartphone’ y en él se puede ver un acto sexual completo. Algunos estudiantes ya han mostrado su preocupación por este tipo de sucesos al que considerar que, «cualquier persona puede ir al cuarto de monitores y subir imágenes nuestras a la red».

La organización estudiantil reconoce que las imágenes fueron obtenidas de forma fraudulenta al tiempo que ha garantizado a los dos afectados todo el apoyo que necesiten por parte de psicólogos y especialistas.

Tragedia en 2006

Pero no es la primera vez que la universidad de Exeter se ve envuelta en un escándalo. En 2006 fue mucho peor. Un joven estudiante de primer curso falleció como consecuencia de las habituales fiestas de iniciación universitarias.

Gavin Britton, que en aquel entonces tenía 18 años, bebió hasta la muerte en un juego basado en alcohol y golf. Junto a otros 16 compañeros fue obligado a beber, cerveza, sidra, whisky, vodka y otros combinados alcohólicos a lo largo de un ‘tour’ por 13 bares de la zona en apenas 3 horas.

A la mañana siguiente, el cuerpo de Gavin fue encontrado sin vida ahogado en su propio vómito. Tan solo habían pasado seis semanas desde su ingreso en la universidad.

Como consecuencia, Exeter, se vio obligada a prohibir las ceremonias de iniciación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído