OPINIÓN / Luis Cruz Miravet

El regreso del ‘que inventen ellos’

"Basta ya de regalar el dinero de los españoles"

El regreso del 'que inventen ellos'
Luis Cruz Miravet.

La decadencia económica y moral ha propiciado, como en la España de Rinconete y Cortadillo, la proliferación de la pobreza, y como entonces unos pocos se benefician de la riqueza coexistiendo en inaceptable contraste con la miseria. La crisis económica que asoló la España del XVI y XVII, y sus consecuencias, han vuelto para quedarse, salvo que los españoles no queramos que así suceda.

Dado que los recortes en los colegios públicos,-hago la puntualización de «públicos» porque no los ha habido en los centros sujetos a «concierto»-, en las enseñanzas medias y bachillerato, en la universidad española y en la investigación, han sido decisiones contrarias a los principios programáticos del Partido Popular, y se han tomado por la necesidad de cuadrar las cuentas nacionales y pagar a los acreedores extranjeros de una crisis sobrevenida responsabilidad de don Nadie, ahora que hemos salido de la «trincheras de la crisis», según el poemario de Moncloa, es de esperar que se devuelva la financiación a la enseñanza pública, por lo menos, a los niveles que tenía en 2010. Sin el mencionado incremento presupuestario Bolonia quedará en un derroche de esfuerzos personales. La LOMCE en fallido intento de cambiar por cambiar la legislación en un Estado en el que los estudiantes abandonan antes el país que los estudios, como viene sucediendo. Y ¿qué habrá de pasar con la ciencia y la investigación? Pues ya se sabe, el carpetovetónico «qué inventen ellos» que es muy revelador de lo que anida en el alma de los «hombres y mujeres de estado» en España.

La situación en la que se ha sumido a la enseñanza pública es de tal gravedad que no podemos tener consideración distinta a la de saberla abandonada a su suerte. Como abandonados están los millones de españoles que sufren las decisiones «herradas» en sus espaldas por un gobierno incapaz de cumplir con el autoimpuesto compromiso del artículo 135 de nuestra Constitución, ese que otorga prioridad absoluta al pago de intereses y capital de la deuda pública, deuda cuya responsabilidad corresponde a bancos y empresas cegadas en proyectos desbocados y gestión de patio de monipodio.

Basta ya de regalar el dinero, presente y futuro, de los españoles, el de su enseñanza pública, el de su sanidad y el que debiera favorecer sus vidas y su dignidad. Basta ya.

Sirvan estas líneas para recordarles a todos que en las «Novelas ejemplares» ya aparecía narrado lo que hoy nos acontece.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído