Según la consejera de Educación

Los colegios vascos no distinguen entre víctimas del terrorismo o de abusos policiales

Los colegios vascos no distinguen entre víctimas del terrorismo o de abusos policiales
Cristina Uriarte.

La consejera de Educación, Cristina Uriarte, ha informado de que los centros educativos han valorado «muy positivamente» los testimonios de víctimas de abusos policiales en sus aulas como prevé el Plan de Paz en Educación, y ha precisado que a la hora de solicitar la presencia de las víctimas en las aulas «no se establece una distinción» entre las víctimas del terrorismo o de damnificados de abusos policiales, ya que lo que se piden son «testimonios de vulneración de derechos fundamentales».

El Gobierno vasco ha aprobado este martes el documento ‘Bases y proyectos del Plan de Paz y Convivencia 2013-2016 en el ámbito educativo’, que incluye, por primera vez, además del testimonio en las aulas de víctimas del terrorismo, el de los damnificados de abusos policiales.

La titular de Educación, Política Lingüística y Cultura ha sido la encargada de realizar la presentación del texto definitivo en una comparecencia ante los medios de comunicación celebrada tras su aprobación por el Consejo de Gobierno.

Uriarte ha explicado que en este programa están participando víctimas reconocidas institucionalmente y que son los centros los que solicitan los «testimonios de vulneración de derechos fundamentales», por lo que «no se establece una distinción de víctimas entre unas y otras». «El trabajo se está haciendo con una experiencia muy positiva y fluida, directamente con los centros», ha insistido.

El texto ha recibido a lo largo de dos meses las aportaciones de la comunidad educativa y ha contado con el respaldo del Consejo Escolar de Euskadi que ha calificado el documento de «positivo».

El Plan incorpora todas las recomendaciones realizadas por este consejo consultivo que principalmente hacían referencia a la necesidad de «reforzar» el contenido curricular de los distintos programas. Además, se ha establecido la posibilidad de que el profesorado realice una evaluación y valoración del programa.

El texto establece la continuidad de los testimonios presenciales de víctimas del terrorismo en las aulas y, por primera vez, incluye a los damnificados por abusos policiales. Sin embargo, Uriarte ha rechazado «entrar en detalles» sobre cuantas víctimas están participando en este modulo educativo.

«Al final de curso haremos una evaluación global y habrá una información un poco más detallada. Podemos decir que ya hay centros que han recibido los testimonios y la valoración es muy positiva y fluida, siendo muy bien acogida por los propios centros», ha insistido.

Por otro lado, la consejera ha avanzado que se va a presentar «en breve» una guía dirigida al profesorado, para ayudarles a desarrollar estos testimonios en el aula.

COLABORACIÓN DE LOS AGENTES

Cristina Uriarte ha destacado que, de esta forma, se pretende «multiplicar las iniciativas en materia de paz y derechos humanos». Además, ha agradecido la colaboración recibida por los agentes educativos en la elaboración del Plan de Paz y Convivencia, y en especial, a las propuestas del Consejo Escolar.

El Plan de Paz y Convivencia recoge como uno de sus objetivos, en la iniciativa 18, el de establecer una colaboración entre el Departamento de Educación, Política Lingüística y Cultura y la Secretaría General de Paz y Convivencia, con el fin de reforzar la educación en derechos humanos y por la paz, la solidaridad con las víctimas, la convivencia y la resolución pacífica de conflictos.

El documento aprobado es el resultado de esa colaboración, y recoge los proyectos de los que dispondrán los centros vascos de enseñanza para reforzar la paz y la convivencia.

Uriarte ha destacado que este Plan de Paz y Convivencia nace con la vocación de ser un «refuerzo adicional» al trabajo que el sistema educativo está desarrollando en los últimos años, «lejos de querer sustituirlo».

AFIANZAR EL TRABAJO REALIZADO

«En la nueva etapa de paz que vivimos, y en la que es necesario garantizar la paz y la convivencia, el objetivo es multiplicar las iniciativas en materia de paz y derechos humanos y afianzar el trabajo realizado hasta ahora», ha insistido.

El documento aprobado, no solo recoge el módulo educativo ‘Adi-adian’ de testimonios de las víctimas, sino que cuenta con otros tres proyectos. El primero de ellos, el acuerdo ‘Gizalegez’, es el compromiso suscrito por la «casi totalidad» de los agentes educativos y establece las bases para la educación para la convivencia.

El Programa ‘Elkarrekin’, apuesta por la creación de un fondo que posibilite la colaboración público-social para promover iniciativas de formación, dinamización, y asesoramiento en proyectos de educación en derechos humanos y por la paz, la solidaridad con las víctimas y la resolución pacífica de conflictos.

Finalmente, el proyecto ‘Eskola Bakegune’ prevé la creación de una página web que recogerá todos los proyectos y en definitiva, todos los contenidos relativos a la paz y a los derechos humanos, y que busca ofrecer a los profesionales de la educación una herramienta útil para ahondar en esos temas.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído