La Lomce en boca de todos

Profesores cántabros tratan de ìmposible´preparar los libros de texto en un mes

Los nuevos currículos estarán listos para el 26 de junio

Profesores cántabros tratan de ìmposible´preparar los libros de texto en un mes
Miguel Ángel Serna PD

La Plataforma por la Enseñanza Pública de Cantabria ha insistido en demandar una moratoria para la aplicación de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) porque es `imposible´ que los profesores tengan los nuevos textos preparados para septiembre, una vez que este jueves el consejero de Educación, Miguel Ángel Serna, haya anunciado que los nuevos currículos estarán listos para el 26 de junio.

Al conocer las fechas que maneja la Consejería, tanto los representantes sindicales como la presidenta de FAPA Cantabria, Gema Pérez, han pedido «con más fuerza» que no se aplique la LOCME en el curso 2014-2015, y también han manifestado su incertidumbre por la intención de Serna de no cambiar los libros de texto.

El Ministerio de Educación publicará los nuevos currículos de los libros de texto para 1º, 3º y 5º de Primaria el 7 de marzo, y la parte autonómica estará lista sobre el 26 de junio, con lo que es «absolutamente imposible, demencial» que los profesores puedan tener los textos preparados en septiembre, ha asegurado José Ramón Merino (STEC).

«Es imposible que el profesor que tiene que aplicar esos nuevos contenidos pueda hacerlo bien si no va a tener hasta julio los textos definitivos. El profesorado no puede preparar los nuevos textos en un mes, se necesita un tiempo más extenso», ha asegurado.

Y ha apuntado otros `inconvenientes´ de planificación escolar, como que en algunos colegios se contemplan unidades en las que están juntos los alumnos de 5º y 6º curso, los primeros con contenidos LOMCE y los segundos no. «No parece una situación muy razonable ni coherente», ha observado.

En este sentido, César de Cos (UGT) ha subrayado que aprobar una ley educativa no significa que su implantación se pueda hacer «con prisas» y desde unas políticas de austeridad «brutales».

«Una ley de educación requiere inversión y expansión en profesorado y recursos. Y como nos están quitando los recursos, la implantación es totalmente imposible», ha señalado De Cos, que ha insistido en instar a la Consejería a que «no cometa ese error», sea «un poco inteligente» y retrase la aplicación de la LOMCE.

Y respecto de la intención de Serna de no cambiar los libros de texto sino completarlos, la nueva presidenta de FAPA Cantabria ha pedido a la Consejería «que se aclare». «Nos piden tranquilidad y con estas medidas y estas declaraciones lo que menos nos proponen es tranquilidad», ha reprochado, lamentado que a día de hoy «no sabemos qué vamos a tener que hacer en septiembre. Si así va a funcionar esto, vamos mal», ha censurado.

Por su parte, De Cos han considerado que estas declaraciones son «un error, salidas fáciles» del consejero, a quien ha pedido que «aporte ideas».

Todos ellos se han pronunciado así a preguntas de la prensa en una rueda de prensa que la Plataforma había convocado para presentar la manifestación del día 22 de febrero en defensa de la enseñanza pública, que partirá de la Alameda de Oviedo a las 18.00 horas con destino a la Correos, para pedir a Serna y al Gobierno de Cantabria que retrase la aplicación de la LOMCE «por lo menos un año».

Merino ha explicado que con la manifestación se reafirma el compromiso y la intención de la Plataforma de continuar las movilizaciones y presiones hacia la Consejería de Educación, que en tres años solo ha aplicado «medidas regresivas» y no ha dado nunca marcha atrás.

Otras comunidades están dejando de aplicar algunas de estas «medidas regresivas» argumentando que la situación económica «no es tan mala como antes», como las relativas a aulas de dos años, sustituciones, becas, horario lectivo de profesores de Secundaria, ratios, bajas por enfermedad, etcétera.

Por su parte, Gema Pérez ha animado a toda la ciudadanía a participar en la manifestación porque «todavía hay muchas cosas por las que luchar» y los padres de alumnos de Cantabria se vuelven a sentir «atacados».

Previamente a conocer la decisión de la Consejería de no modificar los libros de texto, Pérez había denunciado que el cambio supondría un gasto excesivo, además de que los bancos de libros en los que las AMPAS «se han dejado la piel» ya no servirían, «un despropósito, se mire por donde se mire».

Además, ha dicho que las familias están «muy hartas» de que les «impongan» los «caprichos» del ministro de Educación, José Ignacio Wert, y del consejero Serna en cuestiones como los libros de texto, becas de comedor, tasas universitarias, etcétera. «Todo interfiere muy mal en el desarrollo de la educación y estamos cansados de estar siempre con estas medidas», ha concluido.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído