La agresora tiene 13 años, uno menos que su víctima

El vídeo de la brutal paliza de una niña española de otra compañera de estudios

La patea y le golpea la cabeza contra el suelo, sin que nadie intervenga

Uno de cada cuatro escolares españoles sufre o ha sufrido acoso en las aulas, y según datos de la Policía

Brutal paliza de una niña a otra en pleno centro de Sabadell.

Una estudiante de 13 años se ensaña con una compañera, en el exterior de la tienda Abacus de la calle Tres Creus de la capital del Vallès Occidental.

Ocurrió el 26 de febrero de 2014 y el vídeo llevaba varios días siendo compartido de móvil a móvil entre jóvenes de la localidfad, hasta que ha saltado a todas las cadenas de televisón nacionales.

Como se ve en la imágnes, nadie hace nada, salvo grabar las imágenes con los teléfonos móviles y decirle a la agresora, a la que identifican como «María«, que cese en su violenta conducta porque «hay gente».

La menor agresora de ha sido denunciada ante la Fiscalía de Menores por una brutal agresión a otra chica de su misma edad, en presencia de otras jóvenes, una de las cuales registró la paliza con un móvil y la colgó en la red.

Según fuentes policiales, sucedió en las inmediaciones de un centro educativo de Sabadell de la que sufrío la tremenda golpiza. Las dos menores estudian en institutos diferentes.

Allí, la agresora se enzarzó a golpes y patadas en la cara y la cabeza de la otra chica, a la que llega a arrastrar por el cabello en presencia de, al menos, otras dos jóvenes, que no intervienen para detener la agresión.

La patea y le golpea la cabeza contra el suelo.

En medio de los sollozos de la víctima, que permanece acurrucada en el suelo intentando parar los golpes, una de las amigas de la agresora le suplica:

«¡María ya basta!, ¡María, para, por favor, que hay gente!».

Todo, sin que la agresora se detenga por ello.

Dos días después de la agresión, la chica justificaba la brutal paliza a través de su Facebook, en respuesta a varios comentarios de sus compañeros, que le recriminaban su comportamiento.

Lejos de mostrar arrepentimiento, la agresora justifica su conducta escribiendo en su cuenta de la red social que si pegó a la otra chica era porque «tenía motivos para hacerlo».

Su texto en Facebook, lleno de faltas de ortografía, es revelador:

«Estoy arta de la gente que se mete en mi puta vida,aver gente,si le pege a cierta persona fue porque tenía motivos y que se ponga de rodillas ke? Lo que hizo no tenía perdón y que bueno que si no sabéis los motivos que no habléis sólo os pido eso,que os informeis y que así me entenderéis porque la gente que lo sabe me entiende y me apoya,así que informaros mejor antes de hablar».

La agresora asistía a clases de primer curso de ESO en el Colegio Escolapies, de Sabadell, a donde había llegado hace cinco meses procedente de otro instituto de Sabadell, debido a su mal comportamiento. La dirección del centro evita pronunciarse ante el asunto.

Otras niñas, que asistieron al macabro espectáculo, han declarado que agresora y agredida fueron amigas en el pasado y que en alguna ocasión anterior, se habían peleado.

La familia de la víctima denunció la agresión a los Mossos, que derivaron el caso a la Fiscalía de Menores. Al parecer, aparte de las contusiones, la menor agredida no sufrió lesiones de gravedad.

Fuentes del centro en el que estudia la agresora han señalado que ésta ha sido expulsada tras conocerse los hechos.

La menor ya tenía un historial conflictivo y se le había llamado la atención en diversas ocasiones por mala conducta.

La víctima, según la policía catalana, «no llegó a necesitar asistencia médica, pese a la violencia y agresividad que se ve en la grabación».  .

Los Mossos d’Esquadra se han puesto en contacto con el centro para concienciar a los jóvenes en contra del uso de la violencia y su reflejo en las redes sociales.

EL TELÓN DE FONDO

Uno de cada cuatro escolares españoles sufre o ha sufrido acoso en las aulas, y según datos de la Policía, derivados del Estudio Cisneros sobre ‘Violencia y Acoso Escolar’, en los casos de graves casi un 54% de las víctimas presenta síntomas de estrés postraumático, como pesadillas, ansiedad, insomnio, flash back o pánico; el 55% sufre depresión y el 53% tiene una imagen negativa de sí mismo.

En España es uno de los países de Europa en los que menos se reconoce haber sufrido el acoso escolar de hecho, la Policía señala que en nuestro país la mayoría de las víctimas nunca se lo han confesado a un adulto.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído