Cigarrillos electrónicos

Usar cigarillos electrónicos no disuade de fumar incluso pueden fomentar e inducir al tabaquismo

Los adolescentes que han fumado y también usan los cigarrillos electrónicos tienen menos probabilidades de haber dejado de fumar que quienes no los usan

Usar cigarillos electrónicos no disuade de fumar incluso pueden fomentar e inducir al tabaquismo
Cigarrillo electrónico PD

Investigadores de Centro de Estudios para el Control del Tabaco de la Universidad de California en San Francisco, Estados Unidos, han descubierto que los jóvenes fumadores no dejan el hábito tabáquico pese a usar los cigarrillos electrónicos, según los resultados de un estudio que publica la revista ‘JAMA Pediatrics’.

Su trabajo ha encontrado este doble uso -de tabaco y cigarros electrónicos- pero permite dilucidar si estos dispositivos pueden servir de puerta de entrada al tabaco, según reconocen.

El estudio fue financiado por el Instituto Nacional del Cáncer y el objetivo era comprender mejor la relación entre el tabaco y estos cigarrillos, para ver si su uso hacía que los adolescentes dejaran de fumar.

Para ello, utilizaron datos de unos 40.000 adolescentes que habían participado en las encuestas nacionales de tabaquismo entre los jóvenes de 2011 y 2012 realizadas por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en sus siglas en inglés).

Sin embargo, los resultados muestran como los adolescentes que han fumado y también usan los cigarrillos electrónicos tienen menos probabilidades de haber dejado de fumar que quienes no los usan.

«El uso de los cigarrillos electrónicos no disuade de fumar, e incluso puede fomentar el consumo de tabaco entre los adolescentes», según han destacado Lauren Dutra y Stanton Glantz, autores del estudio, que no obstante admiten que se necesita hacer un seguimiento de los participantes para ver si hay alguna relación causal de un consumo y otro.

En cambio, los partidarios de estos dispositivos no apoyan esta conclusión, como ha reconocido el profesor de la Universidad de Boston Michael Siegel, que se ha pronunciado en otras ocasiones a favor de los cigarrillos electrónicos. A su juicio, el estudio establece una correlación entre fumar y estos dispositivos pero no demuestra que fomenten el uso del tabaco.

«Los autores parecen tener un interés personal, y yo podría igualmente argumentar que lo que este estudio muestra es que las personas que fuman mucho se ven atraídas por los cigarrillos electrónicos, ya que están tratando de dejar de fumar», argumenta.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído