El nuevo sistema es 'voluntario'

Las universidades contarán con un periodo de 3 años para implantar el nuevo sistema de acceso

Según Gomendio, el nuevo modelo es "voluntario" para las universidades hasta el curso 2016-2017

Las universidades contarán con un periodo de 3 años para implantar el nuevo sistema de acceso
Montserrat Gomendio PD

Las universidades contarán con un periodo transitorio de tres años para implementar el nuevo sistema de acceso y admisión para los titulados en Formación Profesional de grado superior y los alumnos que proceden de sistemas educativos extranjeros.

De esta forma, las que quieran pueden mantener el actual, que consiste en someter a estos colectivos a la ‘fase específica’ de las actuales Pruebas de Acceso a la Universidad (PAU) en las carreras con más demanda; o poner en marcha el nuevo, que supone establecer requisitos concretos para sus titulaciones (entrevistas, notas en asignaturas o experiencia profesional, entre otros).

Así lo ha asegurado la secretaria de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades, Montserrat Gomendio, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Universidades, donde los rectores han presentado un informe desfavorable al proyecto de real decreto sobre el nuevo sistema de acceso, alegando «falta de tiempo» y «dificultades técnicas» para poner en marcha este sistema en junio. Según Gomendio, el nuevo modelo es «voluntario» para las universidades hasta el curso 2016-2017, cuando la selectividad desaparezca.

«En el momento en que es voluntario y pueden continuar con la prueba que hay en este momento, no hay necesidad de retrasar la implantación de este decreto», ha indicado la ‘número dos’ de Educación, que ha advertido de que el sistema actual supone una «barrera» para los alumnos de FP -que se examinan de asignaturas del Bachillerato que no han cursado– y para los de bachilleratos extranjeros, lo que abunda en un «grave problema» de internacionalización de las universidades, donde «apenas» el 1,1% del alumnado es extranjero.

El presidente de la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE), Manuel López, que ha comparecido antes que la secretaria de Estado ante los medios, ha señalado que hay una «sensibilidad muy extendida» entre las universidades de que la selectividad «es un sistema equitativo, justo y controlado basado en el mérito». Aunque ha admitido que tendrán que implantar el procedimiento que establece la LOMCE, también ha subrayado la necesidad de una «prórroga» para FP y bachilleres extranjeros.

«Se nos somete a unas tensiones importantes que las universidades tendremos que resolver en los próximos meses», ha aseverado el presidente de los rectores, que ha destacado que se trata de la opinión mayoritaria. Alguna universidad, como la Carlos III de Madrid, quiere implementar los nuevos criterios a los alumnos extranjeros para favorecer la internacionalización, según han confirmado fuentes ministeriales.

López ha dicho que el sistema universitario español es «muy complejo», y que las decisiones que se tomen al respecto sobre este periodo de transición también dependerán de las comunidades autónomas. Gomendio, por el contrario, ha apelado a la «autonomía universitaria» y ha recordado que las universidades tienen capacidad para decidir lo que más les convenga.

HOMOLOGACIONES Y EQUIVALENCIA DE TÍTULOS

Otro de los asuntos que se ha debatido este jueves entre el ministerio y los rectores ha sido el decreto de homologaciones y equivalencias de los títulos anteriores al Plan Bolonia, que también ha contado con un informe desfavorable de los dirigentes universitarios, acordado por unanimidad. Según el presidente de la CRUE, este documento genera «incertidumbre y confusión».

«Entendemos que lo que se plantea es complejo en su desarrollo, implica estudios sobre los títulos anteriores y los actuales, y abre un nuevo catálogo con el que no contábamos. Va a reproducir incertidumbre y confusión y hemos pedido que el ministerio lo repensara», ha dicho López. Gomendio, por el contrario, ha defendido que «flexibiliza» el sistema actual, «elimina barreras» y define las equivalencias de los ‘pre-Bolonia’.

La secretaria de Estado ha señalado que para lo que algunos colegios de ingenieros son «reglas simples» — equivalencia de los grados en función de los créditos y años cursados–, a otros no les satisface. Por eso, ha defendido que sea la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad Educativa (ANECA) la que determine los niveles de competencia de todas las titulaciones.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído