PROYECTO 'PERSSILAA'

Expertos españoles participan en un modelo de prevención de la fragilidad de los mayores

El proyecto ha sido financiado por el 'Séptimo Programa Marco de Investigación y Desarrollo Tecnológico' de la Unión Europea

Expertos españoles participan en un modelo de prevención de la fragilidad de los mayores
Personas mayores haciendo ejercicio EP

Investigadores del Grupo de Bioingeniería y Telemedicina (GBT) de la de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) van a participar en el proyecto europeo ‘PERSSILAA’ que desarrollará y validará un nuevo modelo de servicios para la detección y prevención de la fragilidad de las personas mayores, desde el punto de vista tanto funcional como cognitivo y nutricional.

Asimismo, además de desarrollar módulos de servicio remotos y ofrecer una infraestructura de soporte técnico a los usuarios, la iniciativa apuesta por innovar en la forma de prestar estos servicios, pasando de un modelo fragmentado como el actual a uno preventivo, a través de una comunidad local de cuidadores apoyados por profesionales de la salud integrados en el sistema sanitario.

El proyecto ha sido financiado por el ‘Séptimo Programa Marco de Investigación y Desarrollo Tecnológico’ de la Unión Europea y ha comenzado en noviembre del año 2013, partiendo de resultados de proyectos europeos anteriores, así como de la iniciativa ‘EIP-AHA’, impulsada por la Unión Europea.

En concreto, a juicio de los investigadores el trabajo se enfrenta a diferentes retos científicos: el desarrollo de módulos de servicios remotos de ‘screening’, monitorización y entrenamiento de personas mayores en sus entornos cotidianos, proporcionándoles soporte en su funcionamiento cognitivo, físico y nutricional; y la innovación en la modalidad de prestación de servicio, desde un modelo actual fragmentado y reactivo hacia otro de servicios preventivos personalizados que se ofrezcan a través de comunidades locales, apoyados por un equipo proactivo de profesionales de la salud y que integren los servicios clínicos existentes.

Al mismo tiempo, los investigadores han informado de que la iniciativa pretende también implementar una infraestructura técnica que dé soporte a esta comunidad de usuarios de manera eficiente, confiable y fácil de usar, basada en tecnologías de interoperabilidad, gamificación y sistemas de soporte a la decisión.

Finalmente, y además del desarrollo del modelo, el proyecto prevé llevar a cabo una validación a gran escala de sus servicios. Esta validación se realizará de manera iterativa a lo largo de todo el proyecto y se llevará a cabo en dos regiones europeas: Enschede (Holanda) y Campania (Italia).

En el primer año se comenzará con un grupo reducido de personas (mayores de 65 años) que se irá incrementando hasta llegar a los 350 participantes. Todos ellos permanecerán en el estudio hasta el final del proyecto y se les ofrecerán servicios más avanzados e integrados a medida que el proyecto vaya avanzando

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído