Su última víctima es una niña de 7 años que estaba en el parque con su abuelo

El pederasta de Ciudad Lineal agredió a la niña en un coche, en un descampado cerca de La Peineta

Se busca a un facineroso de entre 35 y 45 años; español o latino; de aproximadamente 1,80 metros; delgado; pelo oscuro y con algunas canas

El pederasta de Ciudad Lineal agredió a la niña en un coche, en un descampado cerca de La Peineta
Niños, miedo, secuestrador y perversión sexual. PD

El facineroso, que secuestró antes a otras dos niñas, de nueve y seis años de forma similar en el mismo barrio, la invitó a subir a un coche aprovechando un descuido de su familia

La última víctima del pederasta de Ciudad Lineal fue retenida durante aproximadamente una hora en el interior de un coche, en pleno descampado.

El facineroso la agredió y, a diferencia de tres de los cuatro casos anteriores bajo investigación, no la trasladó a ninguna vivienda ni la narcotizó ni la bañó, indicaron a este periódico fuentes policiales.

Todo ocurrió en una zona apartada que hay junto al que iba a ser el estadio olímpico de la ciudad, conocido como La Peineta y que en unos años albergará al Atlético de Madrid, dentro del distrito de San Blas y junto a la M-40.

El «modus operandi», en cambio, sí se asemeja más al primer caso que se le atribuye a este sujeto, de septiembre de 2013: no la narcotizó ni la retuvo en un piso. También en esa ocasión, la criatura era de origen dominicano.

La Jefatura Superior de Policía tiene el caso del raptor en serie de Ciudad Lineal como su principal objetivo. Tanto es así, que ayer por la tarde se produjo una reunión al máximo nivel para abordar el asunto, en la que participaron durante varias horas la delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes; el director general de la Policía, Ignacio Cosidó; el jefe superior de Madrid, Alfonso José Luis Fernández Díez, y los comisarios jefes de las Brigadas Provinciales de Policía Judicial y Seguridad Ciudadana, las más involucradas en la compleja investigación.

Estaba con su abuelo

El suceso del viernes, como adelantó ABC, se produjo en torno a las seis y media de la tarde. La víctima fue una niña de 7 años y de origen dominicano. Su padre es de nacionalidad española y su madre del país caribeño. Son separados.

En el momento de su desaparición, sobre las 18.30 horas, la criatura se encontraba con su abuelo, mientras el progenitor trabajaba, en un parque de la calle de Torquemada, en Canillas (Hortaleza).

Se da la circunstancia de que en una zona cercana, junto al Palacio de Hielo y a un complejo policial, fue donde el pederasta liberó a la menor de 9 años que raptó el 10 de junio en el parque de San Juan Bautista, a pocos metros de la calle de Torrelaguna, al norte de Ciudad Lineal.

El secuestrador, que muy probablemente acechara a la niña dominicana desde hacía un buen rato, la engatusó arguyendo que era un amigo de sus padres, como ya está probado que hizo con la cría de San Juan Bautista y con la pequeña china que se llevó, con los mismos fines, el 17 de junio de la puerta de la tienda de comestibles de su familia, en la calle de Luis Ruiz, del barrio de Ascao.

La metió en la parte trasera del vehículo, y tomó rumbo hacia la glorieta de Arcentales. El abuelo vio cómo se alejaba el coche. La ruta más probable que siguió fue la marcada por la M-40, debido a la proximidad entre el lugar donde la atrapó y donde luego la liberó, indicaron las fuentes consultadas.

Tras la agresión, el sujeto la condujo unos metros más allá, hasta abandonarla en las proximidades de la calle de Mequinenza, en una zona poco habitada, donde hay una casetilla de ladrillo. Allí mismo está el barrio de Canillejas, con una cercana estación de Metro y un nudo que conduce a la carretera de Barcelona (A-2). El delincuente se aseguró así su huida.

Fue el vigilante de una obra que se encontraba por la zona el primero en percatarse de que la cría deambulaba por allí. Eran las 19.50 horas y la familia aún no había ni siquiera dado parte a la Policía, por lo que se desconocía la desaparición, a diferencia de los casos anteriores.

«Me ha hecho cosas feas»

El testigo recogió a la chiquilla y le preguntó si se encontraba bien. El hombre avisó a la Policía Nacional y también se dio parte al Samur-Protección Civil, que, tras un primer examen, la trasladó al Hospital de La Paz.

Fue sometida por los médicos forenses a la exploración que marca el protocolo para agresiones sexuales.

Los agentes buscaron a los parientes de la víctima, a quienes se pudo localizar en torno a las nueve de la noche. Los investigadores del Servicio de Atención a la Familia (SAF) de la Jefatura Superior de Policía de Madrid practicaron una primera exploración (toma de testimonio) a la menor, que refirió algunos detalles de lo ocurrido y dijo que el pederasta le hizo «cosas feas».

Luego, fue devuelta a sus progenitores, que viven con lógica preocupación lo ocurrido.

Ayer por la mañana, la chica, que no sufrió lesiones tan importantes como las que presentaba la menor china del pasado junio y que la mantuvieron semanas en el hospital, acompañó a la Policía al lugar donde ocurrió todo y donde fue liberada.

Los agentes acordonaron la zona, reconstruyeron los hechos y recabaron cualquier tipo de vestigio o prueba (como rodadas de coche) que pudiera ser útil para la investigación. No se descarta que utilizara un vehículo distinto al de las cuatro ocasiones anteriores, de las que una quedó en una intentona.

Se busca a un facineroso de entre 35 y 45 años; español o latino; de aproximadamente 1,80 metros; delgado; pelo oscuro y con algunas canas.

Mas policías en parques y zonas escolares

Prioridad absoluta. Durante la reunión de ayer en la Jefatura Superior, Cristina Cifuentes, Ignacio Cosidó y Alfonso Fernández Díez acordaron reforzar los dispositivos de prevención con una mayor vigilancia policial en torno a centros escolares, parques y otras zonas frecuentadas por menores.

También se van a intensificar las reuniones y consejos con asociaciones de vecinos y de padres y madres de alumnos; hay ya más agentes de Seguridad Ciudadana y Policía Judicial en la investigación, y Cosidó ha puesto a disposición de Jefatura todos los medios para detener al sujeto.

Piden cámaras de vigilancia en Ciudad Lineal

La Asociación Clara Campoamor, que trabaja en favor de los derechos de la mujer y la infancia, ha reclamado este sábado al Ministerio del lnterior la colocación de cámaras en las calles de las ciudades españolas para disuadir a los violadores y atrapar a agresores sexuales como el del barrio madrileño de Ciudad Lineal.

Blanca Estrella Ruiz, presidenta de este colectivo:

«Es necesario que se pongan cámaras en las calles para disuadir este tipo de delitos. A mí me da igual que me graben las cámaras de toda España. La gente que no cometemos delitos no nos importa que nos graben».

Ruiz subrayó que en el esclarecimiento de este tipo de delitos las cámaras de los comercios deben jugar un papel importante.

«Todos los comercios, que sí tienen cámaras por cuestiones de detección de robos, que las pongan a disposición de la Policía. Creo que han de hacer un repaso diario de lo que graban sus cámaras, porque cada mañana si no les ha pasado nada borran la cinta. Que no borren nada, lo miren todo bien, ya que puede haber algo determinante para esclarecer investigaciones».

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído