Encuesta del CIS sobre patriotismo

Ni siquiera dos de cada 10 españoles estarían dispuestos a luchar para defender a España

El desafecto se acentúa en Cataluña y País Vasco, y la españolidad se refuerza en Ceuta y Melilla

Ni siquiera dos de cada 10 españoles estarían dispuestos a luchar para defender a España
España, bandera, patriotismo. PD

La encuesta, que desvela la pérdida de identidad nacional, fue encargada en septiembre de 2013, pero se ha hecho pública ahora

Subraya Ignacio Cembrero, el veterano periodista que ha desentrañado la encuesta para el diario ‘El Mundo’, que aquellos reinos de Castilla y más tarde de Aragón que hace cinco siglos se lanzaron, con vascos y extremeños a la cabeza, a la conquista de América, «ya no quieren luchar no solo para apoderarse de nuevos territorios sino para defender el suyo».

En la España de principios del siglo XXI la mitad de sus ciudadanos (47,1%) no sacrificaría su vida por nada que no fuera su familia.

Solo un 16,3% estaría dispuesto sin titubear a arrimar el hombro para defender al país ante una agresión extranjera.

En total, un 55,3% rechazaría o se mostraría reacio a tomar parte en la defensa de España si fuera atacada mientras que un 16,3% se inclinaría por hacerlo sin dudarlo y otro 22,4% sería más bien proclive a participar. Estos dos porcentajes bajan de año en año.

En varias comunidades autónomas hay también un retroceso del sentimiento de la pertenencia a España, pero este desafecto se acentúa en más de un 6% en los dos últimos años (de 2011 a 2013) en Cataluña y en el País Vasco.

La españolidad se profesa con más fuerza es en Melilla y Ceuta donde la mitad de la población es musulmana.

Estos son los resultados de una encuesta, efectuada en septiembre de 2013 con una muestra de 2.500 españoles, por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

Se la encargó el Instituto Español de Estudios Estratégicos (IEES) perteneciente al Ministerio de Defensa. Un año después el IEES la ha hecho pública.

Consternación en el estamento militar

Sus resultados han causado cierta consternación en el estamento militar y no sólo por la poca predisposición de los españoles a defender país y la dilución de la identidad española en paralelo al auge del nacionalismo.

Pese a la buena consideración de que gozan las Fuerzas Armadas los encuestados creen también que «hay que disminuir sus presupuestos y efectivos» ya entre los más bajos de Europa.

El gasto militar de la vecina Argelia supera desde hace dos años al de España.

Se puede recortar en defensa porque, en opinión de los ciudadanos, «no existen riesgos ni amenazas importantes para España», según reza el análisis del sondeo por el IEEE.

«Las carencias en la cultura de seguridad y defensa siguen siendo importantes en todos los estamentos de la sociedad española».

A la hora de señalar la potencia que más amenaza a España, los encuestados apuntan primero a Marruecos (14,8%), seguido por el Reino Unido (11,4%), a causa, probablemente, de Gibraltar.

Siria figura en tercer lugar (8,4%) seguramente porque el sondeo se efectuó cuando el régimen de Bachar el Asad acababa de ser acusado de utilizar armas químicas. El conflicto que más puede afectar a España (31,5%) es el del Sahel / Magreb.

Tres de cada cuatro ciudadanos se sienten aún muy o bastante orgullosos de ser españoles, pero ese porcentaje ha disminuido en un 6% respecto a 2011 cuando el CIS hizo la anterior encuesta.

Buena parte de los resultados que arroja el sondeo de 2013 son peores que los anteriores a ojos de los analistas de Defensa. Sospechan además que si se preguntase ahora, de nuevo, a los ciudadanos las respuestas les serían aún más desfavorables.

Es en Navarra (68%) donde el mayor número de encuestados contesta con un rotundo «no» a la pregunta sobre su disposición a participar en la defensa de una España atacada; seguida por el País Vasco (61%), Aragón (54%), Cataluña (53%), Galicia (51%).

En el otro extremo es en Cantabria (28%), seguida por Madrid y Murcia (23%) donde el «sí» cosecha el más alto porcentaje.

La mayoría de los ciudadanos (54,4%) preguntados por el CIS consideran que tienen una doble identidad, la española y la de su comunidad autónoma.

No así en Navarra (52,9%), País Vasco (44,1%) y Cataluña (39,8%) donde son mayoría los que declaran que su identidad es autonómica y no española.

En Navarra solo un 2,9% afirman ser solo españoles, un porcentaje que sube hasta un modesto 10,2% en Euskadi y hasta el 22,2% en Cataluña. En el otro extremo, en Melilla, un 75% se declaran exclusivamente españoles por delante de los madrileños (39,4%).

 

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído