Dice el presidente de la crue

La Universidad debe ser un ejemplo en la integración de la discapacidad

Seis carreras universitarias introducirán el 'diseño para todos' en sus currículos formativos

La Universidad debe ser un ejemplo en la integración de la discapacidad
CRUE EP

El presidente de la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE), Manuel José López, ha hecho un llamamiento a las universidades españolas para que sean un «ejemplo clarísimo» de cara al resto de la sociedad en la inclusión de las personas con discapacidad tanto en sus instalaciones y servicios como en los currículos académicos de los títulos que ofertan.

«Si la universidad es representante del conocimiento el ejemplo que puede dar al defender una sociedad inclusiva tiene que ser clarísimo. Tiene que ser su objetivo fundamental crear una sociedad inclusiva», ha insistido López, que tiene una discapacidad visual.

El presidente de los rectores ha participado en la presentación del proyecto de la CRUE y la Fundación ONCE para introducir el concepto de ‘diseño para todos’ (orientado a la inclusión de las personas con discapacidad en la sociedad) en los planes formativos de seis carreras universitarias: Administración y Dirección de Empresas, Pedagogía, Psicología, Trabajo Social, Derecho y Medicina.

La iniciativa, que ha contado con la colaboración de una treintena de profesores, de 17 universidades y de un centenar de expertos en materia de inclusión y de las distintas áreas del conocimiento, completa así la segunda fase de un proyecto que se inició en 2006 orientado, en una primera fase, a carreras de tipo técnico, como ingeniería informática y arquitectura.

«La primera fase iba dirigida a construir un entorno inclusivo» –ha explicado la coordinadora del Grupo de Trabajo de Discapacidad de la Red Universitaria de Asuntos Estudiantiles de la CRUE, Ángela Barrios– mientras que la segunda fase pretende dotar de capacidades para incluir a todas las personas a los profesionales de distintas áreas relacionadas con la atención a las personas».

De cara al futuro del proyecto, López ha explicado que la presentación de las nuevas guías es tan solo «el final de una etapa del camino» a la que seguirán otras. Además, ha ensalzado el «esfuerzo paradigmático» de la Fundación ONCE, coordinadora, impulsora y responsable de la financiación del proyecto, en la inclusión de las personas con discapacidad en un marco en el que «la sociedad se esta inventando nuevos sistemas de exclusión social como la pobreza en Europa o la exclusión del inmigrante y del extranjero».

En este sentido, el vicepresidente ejecutivo de la Fundación ONCE, Alberto Durán, ha agradecido también el compromiso de las universidades y de quienes trabajan en ellas, «a menudo con recursos y tiempo limitados» con el proyecto de «crear una sociedad para todos».

Durán ha definido la inclusión del ‘diseño para todos’ en las diferentes disciplinas académicas como «una necesidad de futuro» de cara a que los currículos de las carreras universitarias «contemplen las necesidades de toda la población».

«Un médico tiene que tener formación para atender a personas con discapacidad, y lo mismo un psicólogo que un abogado. También los empresarios deben conocer las obligaciones, oportunidades y posibilidades en relación con las personas con discapacidad, celos también como ciudadanos y potenciales clientes de una empresa».

Por otra parte, ha criticado que, en ocasiones, algunos «ponen encima de la mesa» obstáculos a la introducción del criterio de accesibilidad y el diseño para todos, mientras que, a su juicio, «la accesibilidad no está reñida ni con la belleza ni con la usabilidad». «Nada puede disculpar el no avanzar en el diseño para todos», ha subrayado.

Por el contrario, ha incidido en que, cuando no se tiene en cuenta a toda la población, también a las personas con discapacidad, en la oferta de servicios o en el diseño de productos, «a veces se cometen algunas torpezas que suponen un freno importante». En este sentido, la responsable del Comisionado para Universidad, Juventud y Planes Especiales de la fundación, Isabel Martínez Lozano, ha recordado que «la gente ignora al diseño que ignora a la gente».

Martínez Lozano ha indicado también que «aún queda camino por recorrer», pese a los avances en las legislaciones y el apoyo que desde los organismos internacionales se ha procurado a la integración y los derechos de las personas con discapacidad.

De hecho, Barrios ha explicado que, en aquellos congresos universitarios en los que se ha presentado el proyecto, «enseguida han salido propuestas para incluir el diseño para todos a otras carreras como, por ejemplo, Magisterio».

Según la representante de la CRUE, la accesibilidad universal y el diseño para todos «antes era algo marginal o complementario y ahora es un objetivo y una oportunidad de mayor alcance».

«Adoptar estas materias curriculares es necesario para que la universidad persa cumplir su compromiso social de fomentar una sociedad más justa y participativa. Hay que asumir que los problemas que plantea la integración han de quedar atrás».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído