INFORME INNOVACEF DE LA UDIMA

El 73% de los jóvenes investigadores que trabajan en España podría marcharse al extranjero

El 86 por ciento de los investigadores españoles en el extranjero no podrá regresar en el espacio temporal de dos años

El 73% de los jóvenes investigadores que trabajan en España podría marcharse al extranjero
Investigadores EP

El 73 por ciento de los jóvenes investigadores que trabajan en España tiene «altas posibilidades» de marcharse al extranjero, según recoge el INNOVACEF elaborado por la Universidad a Distancia de Madrid (UDIMA). Esta cifra supone un descenso del 8 por ciento con respecto a 2013.

Del mismo modo, revela que el 86 por ciento de los investigadores españoles en el extranjero no podrá regresar en el espacio temporal de dos años, o cuando finalice su actual relación laboral, lo que supone también una reducción en comparación con los datos del año anterior.

Para la UDIMA, estos datos «continúan revelando un balance negativo de movilidad investigadora para España». Así, señala que, si a estas cifras se añaden a las del Proyecto IBGE, que muestran un reducido nivel de colaboración de las instituciones científicas nacionales con los científicos españoles en el exterior, «resulta bastante probable que no se esté aprovechando su conocimiento, ni sentando unas bases sólidas para procurar su regreso».

«Por ello, cooperar con ellos, supondría una gran innovación y permitiría profundizar en una reforma de la que no se habla, y que es tan importante como cualquiera de las que se han realizado hasta el momento», ha apuntado el investigador principal del informe, Pedro Aceituno.

En este sentido, ha indicado que «la posible recuperación de la economía española debe cimentarse en la creación de proyectos empresariales sólidos que aporten un valor añadido con el que competir en los mercados nacionales e internacionales y que además permitan crear puestos de trabajo estables».

VALORACIÓN DEL SISTEMA ESPAÑOL

En cuanto a las valoraciones que los jóvenes investigadores que trabajan en España realizan del sistema español de ciencia, tecnología e innovación (SECTI), INNOVACEF 2014 destaca que se ha otorgado un 4,2 sobre 10 al grado de confianza que les transmite. Este valor supera en 2 décimas al valor del año anterior, pero, a juicio de Aceituno, «son todavía cifras muy alejadas del nivel de expectativas que ofrece el conjunto de sistemas nacionales de los países en los que los científicos españoles realizan su actividad».

Como dato positivo, con respecto a los ofrecidos en el año anterior, uno de los indicadores que componen el índice, el de ‘Resultados’, ha logrado superar la barrera de unas expectativas medias. Por debajo de este nivel, aunque cercanos al mismo, se encuentran los indicadores de ‘Nuevos desarrollos’ y ‘Financiación’. El resto de indicadores analizados se sitúan por debajo. Por último, y mucho más alejados del nivel de unas expectativas medias, aparecen los indicadores de ‘Mercados y Cooperación’ y ‘Organización de personal’.

En cuanto al grado de confianza para los científicos españoles que desarrollan su actividad en el extranjero, empata en su máximo histórico con el del año 2010, situándose en los 6,3 puntos. Esto muestra una brecha de 2,1 puntos con el nivel de confianza de los jóvenes investigadores que trabajan en España.

Para los científicos españoles en el extranjero, las principales diferencias entre las condiciones laborales que se ofrecen en el extranjero y en España son, por este orden: la financiación, los salarios, el reconocimiento social, la estabilidad laboral y la carrera investigadora.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído