INFORME DE LA UNIVERSIDAD DE PRINCETON

Coger apuntes a mano o con ordenador, ¿qué es mejor para tu estudio?

El estudio revela que cogerlos a mano es más beneficioso para el estudiantes y su aprendizaje que hacer uso del portátil

Coger apuntes a mano o con ordenador, ¿qué es mejor para tu estudio?
Alumnos cogiendo apuntes EP

La tecnología puede resultarnos muy útil en el día a día y hacernos más sencillas muchas de las cosas a las que nos enfrentamos. Uno de los ámbitos en el que el uso de la tecnología suele resultar beneficioso es en el estudio. En este caso, el acceso a Internet puede ayudar a completar temario, realizar trabajos o encontrar información de utilidad para las materias que supongan una mayor dificultad.

Sin embargo, un reciente estudio de la Universidad de Princeton (EE.UU) –‘Advantages of Longhand Over Laptot Note Taking’– revela que dejar de lado las tecnologías en las aulas y coger apuntes a mano es más beneficioso para el estudiantes y su aprendizaje que hacer uso del portátil.

Así, el informe, realizado por la profesora Pan Mueller entre un grupo de estudiantes del centro, determina que utilizar papel y bolígrafo para apuntar lo que dice el profesor aumenta la capacidad de memorizar y recordar lo que se ha tratado durante la clase, pues exige una mayor atención para poder seleccionar lo importante, frente al uso del ordenador o tablet con los que los alumnos teclean mecánicamente, transcribiendo las palabras del profesor, sin pensar ni procesar lo que está contando.

Mueller decidió llevar a cabo esta investigación tras haber olvidado su portátil en casa y verse obligada a tomar notas a mano durante un seminario, lo que le sirvió para darse cuenta que de esta forma sacó «mucho más de la clase».

Posteriormente, decidió aplicar su descubrimiento entre los estudiantes de Princeton, quienes asistieron a charlas en las que algunos de ellos cogían apuntes a mano y otros con el ordenador. Tras la conferencia, Mueller y su equipo analizaron los resultados y evidenciaron que los estudiantes que utilizaban el ordenador tuvieron más dificultad para responder a una serie de preguntas en referencia a la charla a la que habían asistido.

«Lo que demuestran nuestros análisis es que cuando coges notas con ordenador escribes como un dictado, sin pensar en lo que apuntas — asegura Mueller–. Mientras que al hacerlo a mano estás forzado a tener un juicio sobre lo que escribes, tienes que pensar en el concepto y seleccionar lo más importante».

PROFESORES DE LA UCM, LA UAM Y LA EUROPEA OPINAN SOBRE EL INFORME

Ante las conclusiones extraídas de este estudio, el profesor de la facultad de Educación de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), Valentín Martínez-Otero, ha asegurado, en declaraciones a Campus Vivo, que lo importante es que el alumno «se mantenga activo y que la enseñanza favorezca un aprendizaje significativo». Asimismo, ha reconocido que, aunque «depende» de cada alumno y la situación, «tomar apuntes a mano exige estar atento en clase, comprender las explicaciones y seleccionar lo más relevante».

Para Martínez-Otero el uso del portátil favorece a la distracción entre algunos alumnos, les hace volverse cómodos y, en ocasiones, llegan a sustituir los propios apuntes por documentos que encuentran en Internet. «Este uso indebido se produce -ha indicado–. A veces los alumnos desconectan y utilizan los ordenadores para cuestiones ajenas a la actividad académica».

Por su parte, la coordinadora de Doctorado de la Universidad Europea de Madrid, Elena Gómez, defiende que cualquier forma de coger apuntes tiene sus ventajas y considera que lo esencial es que «los alumnos centren su atención en las palabras del profesor al tomar apuntes, independientemente del soporte en que lo hagan».

Gómez ha reconocido que para algunos alumnos «puede suponer un factor de distracción», mientras que en otras ocasiones puede ser de utilidad para el proceso de aprendizaje y completar la información, que muchas veces precisa del uso de medios digitales para la búsqueda de fuentes de referencia o la creación de mapas conceptuales.

Contrario a las conclusiones de este estudio se muestra el Catedrático de Psicología Evolutiva y de la Educación de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), José Luis Linaza, que ha subrayado que «el aprendizaje académico está condicionado por otras muchas variables muy complejas» que van más allá de tomar apuntes a mano o con el ordenador.

Así, Linaza considera que la atención y capacidad de retener los conocimientos explicados durante una clase corresponde en mayor medida a la actividad del alumno que al instrumento. «Suponer que sólo en uno de los casos, cuando los estudiantes cogen apuntes con el ordenador, las notas son literales y que las notas a mano son elaboradas, es mucho suponer».

Por último, ha indicado que entre las variables que pueden favorecer o perjudicar el aprendizaje situaría «el interés y motivación de los alumnos por el tema o las diversidad de capacidades de éstos para utilizar uno u otro recurso». «Quizá una hipótesis más realista, y hasta podría demostrarse, es que el ordenador puede resultar contraproducente en las aulas y molesta al profesor», ha planteado.

CLAVES PARA MEJORAR TUS APUNTES

Los profesores Valentín Martínez-Otero y Elena Gómez proponen una serie de consejos y recomendaciones para conseguir unos mejores apuntes.

1. Revisa las notas del día anterior antes de cada clase. Te resultará más sencillo entender en qué hace hincapié el profesor.

2. Infórmate de los contenidos que se van a tratar ese día.

3. Presta atención a las explicaciones del profesor y a aquello que señala como importante.

4. Fíjate en los ejemplos que pone el tutor.

5. Después de cada clase, completa los apuntes consultando la bibliografía.

6. Pásalos a limpio y realiza esquemas. Favorecen una mayor compresión durante el estudio.

7. El profesor debe además ayudar con un discurso estructurado, motivador y estableciendo relaciones entre los conceptos e ideas.
Titulares

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído