CONTRA EL PROYECTO DE DECRETO DE ORDENACIÓN DE ESTUDIOS UNIVERSITARIOS

Sindicato de Estudiantes pide «mayor contundencia» en la oposición a la flexibilización de los estudios universitarios

"Es fácil hacerse una idea que cuántos profesores sobrarán cuando se suprima un curso entero en los grados"

Sindicato de Estudiantes pide "mayor contundencia" en la oposición a la flexibilización de los estudios universitarios
Sindicato de Estudiantes en rueda de prensa EP

El Sindicato de Estudiantes (SE) ha hecho un llamamiento a actuar con «mayor contundencia» contra el proyecto de Decreto de ordenación de los estudios universitarios en el que trabaja el Gobierno y con el que, en caso de aprobarse, se permitirá adaptar los grados de profesiones no reguladas a distintas duraciones y cargas lectivas (entre 180 y 240 créditos), a decisión de las universidades.

La organización estudiantil ha calificado la iniciativa como un «ataque gravísimo» contra la universidad pública porque, según ha asegurado, «supondrá el cierre definitivo de las puertas de la universidad a los hijos de los trabajadores».

En este sentido, ha precisado que la posibilidad de que las universidades definan la duración y carga lectiva de sus propios grados provocará una devaluación de los mismos. «Se convertirán en papel mojado en el mercado laboral».

Además, considera que la consecuencia del decreto será un mayor peso de los estudios de master en el currículo académico, y con el incremento de programas de master de dos años a precios «inasumibles para la mayoría».

«El coste, por ejemplo, de los masters de un año en la Universidad Complutense de Madrid, la primera en número de alumnos, oscila entre 4.000 y 7.000 euros anuales. A partir de la entrada en vigor del nuevo decreto tendremos que afrontar el pago de dos años de máster que pueden oscilar entre 8000 y 14000 euros».

Por otra parte, estima que, en aquellos casos en que las universidades conviertan grados de cuatro años en grados de tres años, se producirán «efectos devastadores entre el profesorado».

«Es fácil hacerse una idea que cuántos profesores sobrarán cuando se suprima un curso entero en los grados».

Por todo ello, ha hecho un llamamiento a organizar una huelga educativa de 72 horas en la que participen tanto estudiantes como los sindicatos de profesorado y las organizaciones de padres.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído