HOMOLOGACIÓN DE TÍTULOS

El TS admite a trámite la querella de geólogos, biólogos, químicos y físicos

"El objetivo es que los planes de estudios de sus grados sean desarrollados por el Ministerio de Educación como profesiones reguladas que son"

El TS admite a trámite la querella de geólogos, biólogos, químicos y físicos
Tribunal Supremo

El Tribunal Supremo ha admitido a trámite la querella presentada por los colegios profesionales de geólogos, biólogos, físicos y químicos, con el apoyo de los decanos de las facultades universitarias de estas disciplinas, contra el Real Decreto de homologación y convalidación de títulos universitarios aprobado el pasado mes de noviembre, según ha indicado el Ilustre Colegio Oficial de Geólogos (ICOG).

Según los colectivos profesionales, tanto este decreto como la reciente reforma de los grados universitarios (que permite crear grados de tres años) deja a las profesiones «desprotegidas», pese a que legalmente son profesiones reguladas.

«El objetivo es que los planes de estudios de sus grados sean desarrollados por el Ministerio de Educación como profesiones reguladas que son», ha señalado el ICOG.

En este sentido, el presidente del ICOG, Luis Suárez, argumenta que el decreto de noviembre excluye las titulaciones de Ciencias mediante una «figura jurídica extraña llamada nivel de equivalencia» en la que engloba a las carreras de ciencias pese a que, a su juicio, «debería aplicarse solamente a las profesiones no reguladas».

Según ha explicado, dichas profesiones «son profesiones reguladas por el Real Decreto de Cualificaciones Profesiones» y, según otros textos legales como la Ley de Minas o la Ley de ordenación de profesiones sanitarias, la posesión de sus títulos conlleva «atribuciones profesionales» por ley.

Por ello, los representantes de las cuatro disciplinas científicas reclaman que el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte «establezca las oportunas órdenes ministeriales que regulen las condiciones de los planes de estudios» de estos títulos (de modo que no sea posible pasarlos a tres años).

Así, pretenden también poner solución a la «inseguridad» que, según han indicado, ha provocado el Plan Bolonia con la «explosión de títulos universitarios oficiales, sin competencias profesionales conocidas en su mayor parte».

«Es un desmadre de títulos que ha generado que cuando un estudiante se matricula ignora sus competencias profesionales y la empleabilidad de su carrera –lamenta Suárez– Se rompe la relación unívoca entre titulación académica y título profesional».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído