Le corresponde diseñar a los obispos

Educación asegura que no tienen ninguna competencia en el currículo de Religión

La Conferencia Episcopal Española ha diseñado un nuevo currículo de Religión Católica para enseñar "la realidad del cristianismo" sin "catequizar"

Educación asegura que no tienen ninguna competencia en el currículo de Religión
José Ignacio Wert EP

El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, ha asegurado que no tienen ninguna competencia en el currículo de Religión, cuyo diseño corresponde a la Conferencia Espiscopal Española.

Fuentes de este departamento consultadas por Europa Press, han señalado que esta situación es así desde 1978 cuando se firmaron los Acuerdos con la Santa Sede y que la función del ministerio en este caso se limita a publicar el currículo en el B.O.E. El Grupo Parlamentario Socialista ha pedido la comparecencia del ministro de Educación, José Ignacio Wert, para que informe sobre el mismo.

La Conferencia Episcopal Española ha diseñado un nuevo currículo de Religión Católica para enseñar «la realidad del cristianismo» sin «catequizar». El currículo, publicado este martes en el Boletín Oficial del Estado (BOE), evalúa, entre otros contenidos, el conocimiento de las formas de comunicarse con Dios en Primaria, de la historia de Israel en Secundaria y de los problemas bioéticos desde el principio hasta el final de la vida en Bachillerato.

Según se puede leer en la introducción del currículo publicado en el BOE, la enseñanza de la Religión Católica, «lejos de una finalidad catequética o de adoctrinamiento» lo que trata es de «ilustrar a los estudiantes sobre la identidad del cristianismo y la vida cristiana».

El director del Secretariado de la Comisión de Enseñanza de la Conferencia Episcopal Española, José Miguel García, indicó este miércoles en declaraciones a Europa Press que «una cosa es que no sea catequesis y otra cosa que no se explique la realidad del cristianismo en esas horas de Religión». «Este curriculo está claro que tiene que ser confesional si queremos decir qué es la Religión católica», ha subrayado.

García explicó que en diciembre de 2013 ya redactaron un nuevo currículo en previsión de la aplicación de la LOMCE pero que desde el Ministerio de Educación les exigieron modificarlo para que se adaptara a los parámetros de la nueva Ley, aunque sin enjuiciar los contenidos.

Por ello, en la CEE han redactado un nuevo currículo que además de a los parámetros de la LOMCE se adapta a la «nueva situación» que crea la ley al reducir a la mitad las horas de la clase de Religión en Ceuta y Melilla pues, según indica García, no es lo mismo establecer unos contenidos para dos horas que para 45 minutos. A su juicio, se ha generado «un cierto caos por una decisión poco meditada por parte del Ministerio».

Además, añadió que la LOMCE permite la adaptación de la clase de Religión por parte de las autonomías con competencia cuando, según ha indicado, debería competer «a rango superior» ya que los Acuerdos con la Santa Sede fueron firmados con el Estado español y no con las autonomías. En cualquier caso, el currículo propuesto por la CEE es igual para toda España y su adaptación en cada comunidad compete a los obispos de las diferentes diócesis.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído