EN EL CONGRESO

IU-ICV pide al Gobierno soluciones para los préstamos renta universidad

Caridad García Álvarez urge a adaptar las medidas oportunas para que los beneficiarios de esta línea de préstamos puedan cumplir con lo pactado

IU-ICV pide al Gobierno soluciones para los préstamos renta universidad
Caridad García Álvarez EP

La Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) ha urgido al Gobierno a adoptar una solución lo antes posible ante los problemas generados para los estudiantes tras el endurecimiento en las condiciones de devolución de los préstamos renta universidad, una línea de financiación a través del ICO para los estudiantes con dificultades económicas y con condiciones ventajosas.

Así, la portavoz de Educación de la Izquierda Plural, Caridad García Álvarez, ha registrado una proposición no de ley en el Congreso, tal y como adelantó Europa Press en marzo, en la que urge al Gobierno a adaptar las medidas oportunas para que los beneficiarios de esta línea de préstamos puedan cumplir con lo pactado y devolver el préstamo recibido a través de unos plazos de carencia y amortización, vinculados a la superación de la renta media que les permita emanciparse y desarrollarse profesionalmente.

Según recuerda, el Préstamo Renta Universidad (PRU) fue puesto en marcha por la exministra socialista de Educación Mercedes Cabrera, aunque posteriormente fue «desnaturalizado» por la también responsable ministerial socialista Cristina Garmendia, que lo redujo a unos préstamos con un período inicial de carencia, un hecho que la Izquierda Plural ya denunció «como los falsos préstamos renta», aunque lamenta que estos volvieron a sufrir unos nuevos recortes con el Gobierno del PP.

García Álvarez señalaba que, además, la característica esencial de estos era que se empezarían a devolver a un 0% de interés, cuando se obtuviera una renta anual superior a 22.000 euros anuales (renta media), y si en 15 años no se hubiese podido devolver total o parcialmente la cantidad de esa ‘beca-préstamo’, la deuda prescribiría y se eximiría de dicho pago a los receptores de los mismos.

Caridad García Álvarez, urge así en su iniciativa al Gobierno a adaptar las medidas oportunas para que los beneficiarios de esta línea de préstamos puedan cumplir con lo pactado y devolver el préstamo recibido a través de unos plazos de carencia y amortización, vinculados a la superación de la renta media que les permita emanciparse y desarrollarse profesionalmente.

Es decir, la diputada de izquierdas propone al Gobierno que ponga en marcha unas medidas de renegociación de las cláusulas contractuales de este tipo de préstamos, para equipararlas a las existentes en la convocatoria de 2007, de forma que la persona deudora sólo tenga que hacer frente al pago cuando su renta anual sea superior a la renta media, paralizando mientras tanto el cobro de los préstamos o prorrogando el periodo de carencia mientras no se sustancien estas modificaciones.

Es más, quiere que se hagan públicos los convenios de colaboración internos entre el Ministerio de Educación, el ICO y las entidades bancarias correspondientes con el fin de aclarar de «una vez por todas» el origen del dinero destinado a estos préstamos universitarios, y dilucidar de «forma transparente» dónde empiezan y terminan las competencias de todas las entidades implicadas.

Por todo ello, ve «absurdo» exigir la devolución del préstamo cuando no se reciben ingresos, y que lo racional sería volver a la situación anterior de modo que no se exija tal devolución hasta que no se supere la renta media, acompañando esta medida con la gratuidad de los estudios universitarios, priorizándola para el Grado, y de un sistema generalizado de becas-salario.

«Resulta terrible y angustioso que existan miles de jóvenes frustrados y decepcionados por haber superado dichos cursos, y ver al mismo tiempo, como estos se devalúan y se desprestigian cual si papel mojado fueran, quedando sin efecto alguno e incluso suponiendo un lastre a la hora de ser contratados», lamenta la parlamentaria de IU.

EXPLICACIONES A WERT

Ante esta situación, su compañero de bancada y diputado de ICV, Joan Coscubiela, registró también una batería de preguntas dirigidas al Gobierno a comienzos de marzo sobre este asunto.

Coscubiela explica que, después de que el préstamo renta universidad fuera promocionado por el Estado y las entidades bancarias como «una apuesta por el futuro laboral», con el tiempo las condiciones fueron endureciéndose gradualmente, sustituyendo el interés cero por un tipo de interés fijo cotizado por el ICO y eliminando por completo el límite de los 22.000 euros de renta anual para poder prorrogar su amortización.

Por ello, el diputado ecosocialista quiere saber si Educación ha hecho alguna acción más aparte de haber anunciado una ampliación de la carencia y amortización, ya que los estudiantes afectados han tenido que hacerse cargo de todos los gastos derivados, que incluyen también un cambio de intereses y gastos de notaría.

Es más, desea conocer si el Gobierno está dispuesto a interceder para que todos los beneficiarios del préstamo tengan las mismas condiciones de devolución, es decir, las de la convocatoria de 2007-2008, y quiere saber si el Ejecutivo tiene conocimiento de que «muchos» de los estudiantes firmantes del citado préstamo se vieron expuestos a «publicidad engañosa» en la que se promocionaban las «ventajosas» condiciones de convocatorias anteriores, cuando éstas ya habían sido modificadas.

Al mismo tiempo, cuestiona al Ejecutivo si está de acuerdo en que las autoridades competentes, como las entidades bancarias, ICO y el Estado en sí, asuman parte de su responsabilidad en el problema.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído