Un internado de postín en Lausane

70.000 euros al año cuesta el colegio en Suiza de la pequeña del ex ministro socialista José Bono

Desde septiembre de 2015, la benjamina de la familia se encuentra estudiando en Brillantmont School

70.000 euros al año cuesta el colegio en Suiza de la pequeña del ex ministro socialista José Bono
José Bono. PD

Además de las asignaturas habituales, los alumnos practican todo tipo de deportes: volleyball, hockey, waterpolo, pilates, yoga, zumba, equitación...

Ahora que la menor de sus cuatro hijos está más cerca de iniciar su etapa universitaria, José Bono ha mandado a Sofía a Suiza para que continúe su formación previa en uno de los colegios más elitistas de todo el mundo (¿Qué exministro del PSOE sale pringado en los ‘papeles de Panamá?).

Desde septiembre de 2015, la benjamina de la familia se encuentra estudiando en Brillantmont School, situado en el municipio de Lausanne, a orillas del lago Lemán y próximo a los Alpes.

Distintos medios juegan a implicar al ex presidente de Castilla La Mancha en los papeles de Panamá, insinuando su nombre sin decirlo, hablando de un ex ministro socialista cuyo apellido empieza por B, y algunos hasta han asegurado que el ex presidente José Luis Rodríguez Zapatero presiona a La Sexta para que se coma la información en lo que respecta a Bono.

Pero de momento, lo que Informalia está en disposición de publicar es que el ex presidente del Congreso ha buscado para la pequeña de sus hijos una educación no apta para todos los bolsillos, puesto que un año en ese selecto destino cuesta entre unas cosas y otras casi 70.000 euros.

Aunque la cifra parezca muy alta, el consuegro de Raphael puede estar tranquilo con la exclusiva enseñanza que recibe Sofía.

De hecho, tan sólo 150 adolescentes, de edades comprendidas entre los 11 y 18 años, ocupan las aulas de Brillantmont.

Por supuesto, debemos tener en cuenta que la madre de la joven, mujer de José Bono entre 1980 y 2010, empleada de lujo para la empresa de joyería Tous, debe aportar una cantidad importante, si bien no podemos saber cuánto pone cada uno.

Pero, ¿cómo es el día a día en este colegio de ensueño? Todos los internos se levantan a las 7 de la mañana de lunes a viernes para estar en clase a las 8:30, donde permanecen hasta las 15:50.

Sin embargo, la actividad en el campus se prolonga cada jornada hasta las 20:30 con actividades extraescolares y otras horas designadas para los deberes diarios.

Además de las asignaturas habituales, los alumnos practican todo tipo de deportes: volleyball, hockey, waterpolo, pilates, yoga, zumba, equitación…

Eso sin contar con las excursiones a los Alpes, donde los jóvenes disponen de su semana blanca para esquiar. No obstante, en dicho centro suizo también se potencian las dotes artísticas con clases de canto e interpretación, además de las de dibujo, escultura, fotografía, diseño digital, periodismo y aprendizaje de varios instrumentos musicales (piano, guitarra, violín).

Para que sus estudiantes tengan una mirada más amplia, Brillantmont integra adolescentes de una treintena de nacionalidades. Así en el internado conviven católicos, musulmanes, judíos, anglicanos, budistas e hinduístas.

Además, todos ellos tienen la oportunidad de mejorar su conocimiento del inglés, francés, italiano, alemán y español. Por otro lado, la escuela tiene un departamento de coaching e imparte cursillos de liderazgo con conferencias.

Pese a que Sofía pasará el curso en Suiza hasta junio, Bono continúa manteniendo en España a la yegua de su hija pequeña. Es más, cada vez que la benjamina ha regresado a Toledo durante sus vacaciones escolares, la joven no ha dudado en ejercer de amazona sobre los lomos de Orphee, que es como se llama su corcel. Una afición que la niña del ex ministro comparte con su hermano José Bono Jr., que se dedica a la hípica de manera profesional.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído