Fumar, pescar, bañarte desnudo o ir con tu perro

Las 4 cosas que no puedes hacer ya en la playa, si no quieres que te frían a multas

Las 4 cosas que no puedes hacer ya en la playa, si no quieres que te frían a multas
U cosas que ya no puedes hacer en una playa española. LS

Pese a la existencia de una Ley de Costas para toda España, hay «lagunas legales» que emplean comunidades autónomas con determinadas competencias, como Andalucía y Cataluña, ayuntamientos e, incluso, diputaciones y mancomunidades para introducir sus propias regulaciones, ha explicado Antonio Reina, letrado especializado en esta legislación.

En el litoral existen playas acotadas para los perros, como Bocabarranco, en Las Palmas de Gran Canaria o Figueretas, en Ibiza. La mayoría exige llevar atado al perro, portar su documentación y recoger sus excrementos. Sin embargo, su presencia puede afectar a la calidad del lugar aunque «se porte bien».

«Comprendo a los dueños de mascotas, pero no están permitidas en toda la costa española por motivos sanitarios», ha advertido Antonio Alcedo, presidente de la Asociación Profesional de Playas y Medio Ambiente (APYMA).

Pese a las regulaciones locales, la Ley de Costas «no permite la exclusividad, y determina que la playa es libre y gratuita», añade, por lo que destinar áreas específicas para animales, así como para nudistas, militares, homosexuales o cualquier otro colectivo supone una «privatización parcial» que incumple esa norma.

Por la misma razón, ocupar la primera línea de playa con sombrillas y toallas tampoco es legal. Algunos ayuntamientos de Gran Canaria multan esta actitud con 750 euros.

En cuanto al tabaco, no está prohibido fumar al aire libre, aunque algunos municipios gallegos, levantinos o canarios, reivindican las «playas sin humo» como sucede en Mogán, en Gran Canaria, uno de los primeros que fijaron espacios con veda absoluta de fumar, y violarla supone una multa de 450 euros.

Los nudistas tampoco deberían esconderse, en opinión de Alcedo, pues «nada impide que una persona se bañe desnuda si quiere, siempre que no incurra en prácticas que conlleven alteración del orden público como el exhibicionismo, el morbo o el sexo».

Hasta pescar para pasar al rato, puede exigir una autorización que, de no tenerla, conlleva multas de hasta 90.000 euros en el caso de Valencia.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído