El joven, que trabaja como vigilante de seguridad, sostiene que la niña se cayó por las escaleras

Un tipo, detenido en Sabiñánigo por matar a golpes a su sobrina de 8 años

Un tipo, detenido en Sabiñánigo por matar a golpes a su sobrina de 8 años
Miedo. PD

Un joven vigilante de seguridad, vecino de Sabiñánigo (Huesca), ha sido detenido este 8 de julio de 2017 por la Guardia Civil acusado de haber propinado una mortal paliza a su sobrina, una niña de 8 años que convivía en el mismo domicilio con el acusado y con la madre de éste.

La pequeña estaba a cargo de la abuela desde hace un tiempo, que es la que pasó a tener reconocida la custodia de la menor.

El juzgado número 1 de Jaca (Huesca) se ha hecho cargo del caso y ha decretado secreto de sumario, mientras siguen adelante las investigaciones de la Guardia Civil y de los forenses, cuyo informe será decisivo para avanzar en la instrucción judicial.

El acusado, Iván P. P., de unos 30 años de edad, niega los hechos y sostiene que se encontró a la niña en estado grave tras haberse caído por las escaleras de casa. I

nsiste en su inocencia, según ha desvelado Heraldo de Aragón, pero la versión del joven ni convenció a los facultativos que atendieron a la menor ni a los agentes que se encargan de las investigaciones, a falta de los datos que revele la autopsia.

De hecho, fueron los propios sanitarios quienes activaron el protocolo previsto para víctimas de agresiones y dieron parte a las autoridades al ver el estado que presentaba la pequeña.

Fue el propio acusado, el tío de la víctima, quien avisó a los servicios de emergencias. Era a primera hora de la tarde del jueves.

Hasta el lugar acudieron servicios sanitarios de emergencias que, ante la extrema gravedad, trasladaron a la niña al Hospital Miguel Servet de Zaragoza tras estabilizarla.

Según fuentes próximas a la investigación citadas por Heraldo, los facultativos comprobaron que la menor presentaba múltiples golpes por todo su cuerpo, el más grave uno fuerte traumatismo craneoencefálico que a la postre fue mortal.

Incluso vieron señales de golpes anteriores, lo que hace sospechar que la pequeña pudo haber sido víctima de malos tratos de forma repetida.

La niña permaneció ingresó en estado crítico en el Hospital Miguel Servet de Zaragoza en la tarde del jueves, y falleció a última hora de la tarde del viernes tras haber entrado unas horas antes en muerte cerebral.

Para entonces, el tío de la pequeña ya había sido detenido y acusado formalmente. Este viernes por la tarde, especialistas en homicidios y policía científica de la Guardia Civil inspeccionaron durante horas la vivienda familiar en la que se produjeron los hechos.

Allí trasladaron también al detenido para realizar una primera reconstrucción de lo ocurrido y cotejar en detalle las explicaciones del acusado.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído