Colegios, institutos y universidades movilizan a sus alumnos por el 1-O

La agitación independentista callejera está en manos de los niños pijos catalanes

La manifestación ante el TSJC en Barcelona ha sido protagonizada por manadas de adolescentes, entre 'selfies' y cervezas

La agitación independentista callejera está en manos de los niños pijos catalanes
Estudiantes indepentistas manifestándose en Cataluña contra el TC y España. TC

La movilización callejera para presionar a la Justicia y doblegar al Estado que los independentistas quieren que sea permanente hasta la fecha prevista para el referéndum ilegal, está en manos de lo ‘niños pijos catalanes.

Como suena, porque colegios, institutos y universidades hacen llamamientos a sus alumnos para que se salten las clases, se pasen por la entrepierna los estudios y salgan a divertirse montando manifestaciones de protesta a favor del 1-O.

Como subraya Cristian Campos en ¡El Español’, este 22 de septiembre de 2017, vista la edad media de los que ayer jueves se manifestaron a las puertas del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña se entiende el comunicado del festival Primavera Sound a favor del golpe en curso contra «los derechos civiles más fundamentales» del 50% de los catalanes y del 92% de los españoles.

El festival, a fin de cuentas, se está congraciando en primer lugar con su público mayoritario, los adolescentes. Y, en segundo lugar, con la Generalitat y el ayuntamiento de Ada Colau. Ambos contribuyen anualmente con una subvención de más de trescientos mil euros al evento.

En esa línea, Ferrán Boiza desvela en ‘El Mundo’ que un instituto de Olot envió el miércoles una notificación a los padres de los alumnos para que autorizaran su asistencia a una concentración convocada ayer frente al Ayuntamiento de esta población gerundense.

En esta carta la dirección del centro educativo solicita a los padres que permitan a sus hijos menores de edad asistir a la protesta porque «en los últimos meses nos están pisando a nosotros y nuestros derechos».

«Los últimos hechos [en referencia a la detención de los organizadores del referéndum ilegal] no nos han dejado indiferentes, por lo que hemos decidido organizarnos y movilizarnos desde las aulas».

«Necesitamos que autoricen a vuestros hijos si creéis que es importante que nos hagamos sentir y defendamos la democracia y la libertad».

Mínimo seguimiento

El llamamiento, sin embargo, no fue seguido de forma mayoritaria por los padres. A mediodía, apenas unas decenas de adolescentes se manifestaban frente al Ayuntamiento de Olot con sus estelades a modo de capa.

Precisamente este jueves, el alcalde de la localidad, Josep Maria Corominas, del PdCAT, se negó a declarar ante la Fiscalía de Gerona en la causa que se sigue por su decisión de ceder locales para la celebración del 1-O.

Lo sucedido en Olot no es, ni mucho menos, un hecho aislado. Según ha denunciado Sociedad Civil Catalana (SCC), se han producido decenas de hechos similares en las últimas horas.

«Es más fácil movilizar a los estudiantes para que salgan a la calle que a los trabajadores, que están en sus empresas», explica Isabel Fernández, profesora de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) y vocal de SCC.

También el miércoles, un profesor de la Facultad de Ciencias Políticas de la UAB colgaba este mensaje en el aula:

«Hoy no habrá clase. El profesor invita a todos sus alumnos a sumarse a las movilizaciones en defensa de la democracia y de las instituciones catalanas».

El rector de la Universitat de Girona, Sergi Bonet, también ha hecho un llamamiento a los alumnos para que protesten por las «acciones que el Gobierno del Estado está llevando a cabo contra las instituciones y el autogobierno catalanes».

Para Fernández, son ejemplos de cómo los independentistas están «instrumentalizando» las aulas, «adoctrinando a los alumnos y vulnerando derechos fundamentales» de los que discrepan.

La Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (FaPaC) ha condenado en un comunicado la «utilización partidista de las leyes» y ha reclamado que sus hijos «crezcan lejos de cualquier acción o actitud represiva».

Los cánticos separatistas de unos colegiales frente a una comisaría de Policía Nacional

GRAN SELECCIÓN DE OFERTAS MULTI-TIENDA

E-READERS

ACTUALIZACIÓN CONTINUA

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído