"A las campañas oficiales apenas se les ocurre poner el foco en reeducar al hombre"

«Hola, putero: ninguna de las mujeres a las que has pagado quería estar contigo»

La periodista Teresa Lozano y la actriz Zúa Méndez han colgado un impactante vídeo en las redes sociales en contra de la prostitución

España es el primer país de la Unión Europea en consumo de prostitución: un 39% de ciudadanos han demandado estos servicios. Son principalmente varones de entre 35 y 55 años

«Hola putero, no te preocupes porque no estás solo», así arranca el vídeo que el pasado 3 de diciembre colgaron en YouTube la periodista Teresa Lozano y la actriz Zúa Méndez. En apenas dos días empezó a hacerse viral.

Y no es para menos. Con esta iniciativa Lozano y Mendez pretenden llevar a cabo una campaña de impacto, pero también incómoda. En ella señalan:

«Voy a contarte un secreto. Ninguna de las mujeres a las que has pagado quería estar contigo. Lo han hecho por dinero. Esto no va de sexo. Va de poder. Tú no pagas por follar. Tú pagas por violar».

Y además aportan cifras:

«Cuatro de cada diez hombres que nos rodean van contigo al puticlub. Y los otros seis, no hacen nada al respecto».

Según recogía Verne el pasado miércoles, el dato procede de un estudio elaborado en 2016 por la Asociación de Prevención, Reinserción y Atención a la Mujer Prostituída (APRAMP).

«Te entiendo putero, la mercancía está a tu alcance, llamándote», dice con ironía una de ellas poco después. Lozano y Méndez lanzan un contundente alegato contra la prostitución y por la dignidad de las mujeres a través de este vídeo que a cada momento va sumando más visitas.

El vídeo es efectista y sorprende porque va dirigido directamente a los puteros, subrayando que son ellos, al pagar a cambio de sexo, los únicos responsables de perpetuar esta forma de esclavitud.

Durante los tres minutos y 45 segundos que dura la grabación, también recuerdan a los cinco sevillanos acusados de violar a la joven de 18 años en Pamplona.

«Nadie os acusará de ser como La Manada, aunque también humilléis, insultéis y queráis follároslas sin condón porque, por un precio, todo está permitido».

Finalmente, resaltan que el foco para combatir esta lacra no está en si las mujeres tienen derecho o no a prostituirse:

«Yo lo que quiero es que hablemos sobre por qué tú crees que tienes el derecho de comprar a una mujer».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído