Ciencia
Ada Colau y Gerardo Pisarello. EF

Se ha cagado. Ada Colau ha dejado patente, además, que es una mentirosa completa.

La alcaldesa de Barcelona ha levantado una polvareda considerable tras afirmar este 13 de aseptiembre de 2018 que una empresaria le ofreció ayuda para terminar "de forma fácil" las dos asignaturas que le faltan para acabar la licenciatura en Filosofía en la Universidad de Barcelona.

Colau no dio más detalles y durante todo el día los partidos de la oposición en el Ayuntamiento le reprocharon que no lo denunciara.

A última hora del jueves, fue la propia universidad quien pidió explicaciones a Colau "por sus insinuaciones".

La alcaldesa se ha disculpado hoy y ha admitido en una entrada en Facebook que se "equivocó al explicar una anécdota personal que, en el contexto actual, ha acabado generando muchos titulares".

La alcaldesa ha explicado que ha llamado al rector de la Universidad de Barcelona, Joan Elias, para pedir disculpas por sus declaraciones, por si han "generado cualquier confusión sobre la UB". El rector ha asegurado que da por "acabado" el asunto.

"Nadie de la Universidad nunca me ha propuesto nada irregular. Solo tengo palabras de agradecimiento".