Ciencia
Cataluña y el adoctrinamiento independentista en las escuelas catalanas. CT

A estas horas deben ser todavía muchos los padres de los alumnos de la tarraconense escuela Marià Fortuny afanándose por encontrar a un traductor de reconocida solvencia. Tal y como se les han comunicado en un boletín enviado por este centro de Reus, es de obligado cumplimiento si quieren acudir a una reunión con los profesores para aclarar alguna duda sobre la educación de sus hijos de entre 3 y 12 años, que están matriculados  en educación de infantil y primaria. (El vídeo más lamentable del adoctrinamiento pancatalanista en las guardería).

Al centro, de financiación pública y por lo tanto la titularidad corresponde la Generalidad Catalana, le han puesto algo más que mala nota en las redes sociales tras conocerse el hecho, y no le ha quedado otra más que recificar achacando la nota remitida a un error de redacción. (El vergonzoso adoctrinamiento en Badalona de unos niños de 4 años frente a un demonio).

Así, se excusa ahora asegurando que lo que se demanda es que los padres traigan un traductor si no dominan el catalán o el castellano:

"La recomendación quiere hacer referencia a los padres de origen magrebí que no hablan ni catalán ni castellano".

Por ello, emmendarán el "fallo" en la guía difundida para que aparezca lo siguiente:

  "Si no entiende o habla el catalán o el castellano, es necesario que lo notifique al tutor/a". 

Desde la Plataforma oficial de Tabarnia pidieron explicaciones directamente al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, pero ni caso dado que que últimamente parece algo liado también con sus estudios.

El vergonzoso adoctrinamiento en Badalona de unos niños de 4 años frente a un demonio