"Género epistolar"

Pártete la caja de risa con la carta de esta madre justificando que su hija llegue tarde al colegio

La señora, que tiene bastante sentido común, decidió decir toda la verdad y publicarla en Facebook

Pártete la caja de risa con la carta de esta madre justificando que su hija llegue tarde al colegio
Adolescente, redes sociales, selfie y teléfono móvil. PD

La adolescencia, esa etapa en la que los padres tienen que tirar de imaginación para salir al paso de ciertos comportamientos de sus hijos.

Ejemplo de ello es lo ocurrido recientemente entre una madre e hija estadounidenses, cuya historia trascendió sus fronteras por las redes sociales.

Todo empezó cuando Cara, de 14 años, le pidió a su madre, Nicole Poppic (34), ambas de California, que le hiciera un justificante porque iba a llegar tarde a clase.

Su madre decidió decir toda la verdad y publicarla en Facebook, según recoge sq.

“Esto es lo que pasa cuando llegas tarde por culpa de tus propias malas decisiones y me pides que te escriba una nota para justificar tu retraso”, escribió como título de la publicación.

“Cara llega tarde esta mañana como consecuencia de una enfermedad conocida como ‘adolescentitis’”, fue lo primero que puso en la carta. 

“Afecta a millones de adolescentes del país y no se conoce cura”.

“Los síntomas son múltiples, pero esta mañana en concreto era incapaz de levantarse de la cama y además sentía la necesidad de ponerse contestona con su madre”.

Pues a su juicio, empezó a “volver en sí” después de ver cómo su móvil salía volando por la ventana del coche. Y acaba la nota con un: 

“Por favor, llámenme si hay otro brote”.

Sin imaginarlo, pero con la idea de avergonzar a su hija, la carta publicada se ha compartido en Facebook más de 30.000 veces en pocos días.

Es así que la mujer relató a la sección Padres de la revista “Today” que Cara, al levantarse tarde para ir a clases, también hizo que su hermana y su hermano fueran impuntuales.

Además explicó que le lanzó el teléfono por la ventana, porque cuando ella le llamaba la atención, Cara solo se colocó los auriculares y miró por la ventana, sin tomarla en serio.

“Tener un hijo adolescente es difícil y satisfactorio a partes iguales”, aseguró la mujer. 

“Ver a Cara crecer y cambiar me ha hecho muy feliz, pero ese crecimiento ha ido acompañado de los típicos dolores de crecimiento”.

VÍDEO DESTACADO: Esta madre saca una pistola para intentar frenar una violenta pelea de su hija adolescente con otra joven

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído