LAS COSAS DEL GOBIERNO SOCIALISTA Y SUS AMIGOS

‘Doctor Fraude’ Sánchez fue tan chapucero en su tesis que ni valen las citas que plagió

Citó a Raúl Peralba Fortuny como «Perlaba Fortuna» o a un profesor holandés como «Van Bergeijk Van», que equivale a «De Cervantes De»

'Doctor Fraude' Sánchez fue tan chapucero en su tesis que ni valen las citas que plagió
Pedro Sánchez (PSOE). PD

La Tesis Doctoral de Pedro Sánchez sigue siendo noticia, y es que, cuanto más sabemos sobre ella, más claro queda que huele muy mal. (‘Tesis Sánchez’: El Gobierno socialista se ‘caga’ y no se querellará contra ABC)

Dejando a un lado los plagios que contiene la tesis de ‘Doctor Fraude’, solo el análisis de las citas y la bibliografía evidencia gravísimas irregularidades académicas.

El presidente socialista elaboró su tesis sin ningún cuidado ni rigor, con una serie de imprecisiones incompatibles con el máximo grado universitario, el título de doctor que obtuvo en la Universidad Camilo José Cela. Veamos, según recoge avier Chicote en ABC. (Carlos Cuesta destrozará a Pedro Sánchez con un ‘scoop’ sobre la tesis plagiada).

El presidente, que nunca ha ganado unas elecciones, sólo recoge un entrecomillado en la página 36 de su tesis y lo atribuye a un artículo de «R. Perlaba Fortuna».

En la bibliografía aparece, como es preceptivo, el mismo artículo del citado autor. Hasta ahí todo en orden, salvo por un detalle importante, que no existe el señor «R. Perlaba Fortuna» (De Prada despedaza la ‘fake tesis’ de Sánchez: «Es un bodrio y un pavoroso engendro escrito por un cantamañanas»).

El artículo citado, «El posicionamiento estratégico de la marca España», fue escrito por Raúl Peralba Fortuny. Ni «Perlaba» ni «Fortuna».

 

La bibliografía de Sánchez y el artículo original del que alteró los dos apellidos del autor

Igualmente, como práctica que se repite a lo largo de toda la tesis, atribuye la cita textual a las páginas 107-137 de la publicación, como si un entrecomillado que ocupa cuatro líneas pudiera provenir de un texto de 30 páginas.

Es obligatorio citar la página exacta de la que se obtiene el entrecomillado, siempre, y Sánchez no lo hace casi nunca (La decadencia de ‘El Cascabel’: dos tertulianos defienden la ‘fake tesis’ de Sánchez ante el vergonzoso silencio de Antonio Jiménez).

Cofundir los nombres de los autores es una tónica general. En la nota 418 cita a «Saner R. y Lichia Y.», pero en la bibliografía, en lugar de Lichia Y. aparece «L. Yiu». Se refiere a Lichia Yiu, pero parece que Sánchez no tiene claro cuál es el nombre y cuál el apellido de la persona a la que cita.

El autor «Rebollar, G.» aparece en la nota 53 , que en la bibliografía es «García Rebollar, A.». También alterna los nombres de los coautores de una misma publicación: cita a dos economistas que publican juntos como «Bayne y Woolcock», unas veces, y «Woolcock y Bayne», otras. Además, en la nota 65 cita un artículo de estos autores titulado «What is Economic Diplomacy?», pero en la bibliografía no está. Sí aparece una obra de esos autores y de ese mismo año, 2011, pero lleva por título «The New Economic Diplomacy».

Pero sin duda, la cita más cómica es la nota 3, que dice: «Voir M. Granovetter (1985): «Economic Action and Social Structure: The Problem of Embeddedness». Vol. 99, American Journal of Sociology», que se repite en la bibliografía a la altura de la letra uve.

Pero el señor «Voir» no existe, ya que «voir» significa «ver» en francés. Obviamente copió y pegó una cita de un artículo escrito en francés en el que el autor remitía a «ver» la obra del prestigioso sociólogo de la Universidad de Stanford Mark Granovetter. ¿Si Sánchez hubiera leído a Mark Granovetter lo nombraría dos veces como «Voir M. Granovetter»?

Sánchez, en la página 208 dice: «Para Van Bergeijk, Peter A.G. y Moons, S. (2010), la seguridad económica es «aquella seguridad basada en y/o construida sobre la promoción de las relaciones económicas internacionales»».

La nota 276 dice «idem», es decir, que es la misma publicación de la nota precedente, la 275, donde comprobamos, para nuestra sorpresa, que ahí se cita a «Enseñat y Berea», nada que ver con Van Bergeijk y Moons.

VÍDEO DESTACADO: Cuando Sánchez daba lecciones de ética en la moción a Rajoy: “Hay países donde se dimite por plagiar tesis”

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído