Arqueología

Descubren en Israel esta pintura que muestra el rostro de Cristo y lo que se ve es inquietante

Os la mostramos en el interior

Descubren en Israel esta pintura que muestra el rostro de Cristo y lo que se ve es inquietante
Jesucristo YT

Todo lo relacionado con la figura e imagen de Jesucristo interesa siempre a la humanidad (Hallan la primera copia en griego de las revelaciones secretas de Jesucristo a su «hermano» Santiago).

Los pintores renacentistas acuñaron una imagen física de Cristo que ha perdurado hasta nuestros días, y que han recogido otros medios como el cine (Éste es el anuncio de Jesucristo en la cruz que ha escandalizado a media Australia).

Es la de un hombre esbelto, con barba y pelo largo, mirada profunda, y rostro alargado y austero, según recoge ScienceAlert y Vicente Fernández López en quo. (Jesús no fundó ninguna religión).

Pero una capilla bautismal descubierta en Israel ha revelado la existencia de una pintura de hace aproximadamente 1.800 años, que revela como pudo ser el rostro de Cristo. Y lo que muestra no coincide para nada con la iconografía acuñada durante siglos. (Los aforados de Jesucristo).

Hay que decir que dicha capilla fue descubierta en la década de 1920. En su momento los arqueólogos ya detectaron la pintura existente en uno de sus muros. Pero estaba tan descolorida y desgastada, que la consideraron irrecuperable.

Pero, ahora, investigadores de la Universidad de Haifa han logrado reconstruir los trazos de dicha pintura. Y el resultado muestra un rostro que nos descoloca por completo.

El de un hombre de una apariencia casi actual, con el pelo rizado. Casi parece la caricatura de un hippy de los años 60 y 70.

Los investigadores aclaran que esto no significa que este fuese el auténtico rostro de Cristo (si es que realmente existió).

La pintura se realizó al menos dos siglos después de su muerte, por personas que no vivieron en la época en la que supuestamente existió.

Tan solo revela que quienes la hicieron tenían una idea de como pudo ser su cara que no se parecía en nada a la que posteriormente acuñarían los artistas bizantinos y renacentistas.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído