Ciencia

El ingenio es una virtud humana, que cada generación mejora. (Descojone en las redes con la respuesta de un niño a un ejercicio de clase)

"Si te portas mal durante el año seguro que los Reyes Magos te van a traer carbón", ¿quién no ha escuchado esta frase cuando era niño? Sin duda, era una de las amenazas más duras con las que teníamos que lidiar a lo largo de nuestra infancia (Los 16 trucos de padres que saben cómo criar niños preparados para la vida)

Antes de que llegase la navidad, muchos de nosotros ya estábamos pensando en las cosas que habíamos hecho a lo largo del año que podrían repercutir negativamente en los regalos del 6 de enero. ¿Nos traerían los regalos que habíamos pedido, o nos dejaría el fatídico dulce oscuro?

Pero, ¿por qué se regala carbón a los niños que se han portado mal? Pues lo cierto es que hay multitud de leyendas y cuentos que afirman que provenía en realidad de las cenizas de los restos del incienso y mirra que habían regalado al niño Jesús.

En algún punto, además, surgió la figura del Carbonilla, un paje de los Reyes Magos que la leyenda decía que se dedicaba a vigilar a aquellos niños que tenían un comportamiento conflictivo con sus padres y amigos a lo largo del año, según sq.

Era este personaje quien recababa toda la información necesaria, para "chivársela" después a Sus Majestades y después sustituir todos sus regalos por una porción de carbón dulce. Pero no es la única creencia relacionada con el origen de esta tradición.

Por ejemplo, tenemos el cuento de "Los regalos de los Gnomos" de los hermanos Grimm. En él se relataba la vida de un orfebre avaricioso de tesoros y amplias fortunas, que después de trabajar duramente en las minas, siempre se levantaba al día siguiente con los bolsillos llenos de carbón.

La moraleja era que a aquellos pequeños que siempre se portaban mal, el destino les "castigaría" con unas buenas porciones de carbón dulce para que así corrigieran su conducta para los años posteriores.

Ahora hay otra posibilidad, surgida de la genial cabeza de unos niños gallegos. Un reportero del programa Fun polo aire, de la Televisión de Galicia, le planteó la pregunta a dos pequeños... que respondieron con una lógica aplastante.