Ventajas de la metodología Blended para estudiar MBA

Ventajas de la metodología Blended para estudiar MBA
Trabajo oficina Pixabay

El mundo de la administración empresarial ha evolucionado a pasos agigantados en los últimos años. Esto ha provocado, a su vez, la inclusión de nuevas tareas en los puestos de trabajo vinculados con la administración de empresas. Como consecuencia, son cada vez más las personas que ven necesario incrementar su formación en el sector acudiendo a espacios especializados. Ante la creciente demanda de cursos y másters de formación ha ido mejorando la oferta académica, de forma que esta pueda adaptarse a las necesidades y circunstancias de cada usuario o usuaria. De esta manera, estudiar un MBA Blended es hoy más fácil que nunca. Esta modalidad de estudio permite a los alumnos y alumnas acceder a la formación que buscan a la vez que la compatibilizan con su vida laboral y familiar. En este artículo veremos algunas de las ventajas de optar por este tipo de estudios.

Conciliación laboral

Sin duda, uno de los factores determinantes para decantarse por un MBA Blended es la posibilidad de mantener el puesto de trabajo mientras se amplía la formación. Son muchas las trabajadoras y trabajadores que ven necesario incrementar sus conocimientos para aplicarlos en sus tareas diarias. Es esta necesidad la que les lleva a buscar másters a distancia o semipresenciales que les permitan compatibilizar la carga laboral al mismo tiempo que estudian. Se trata, así mismo de una forma sencilla de incrementar las posibilidades de promocionar internamente en la empresa, por lo que las perspectivas de futuro de los estudiantes se incrementan notablemente.

Conciliación familiar

Al igual que la exigencia laboral, otro factor determinante para escoger un máster semipresencial es la posibilidad de compatibilizarlo con la vida familiar. Hasta ahora muchas personas con hijas o hijos de temprana edad veían casi imposible seguir formándose, debido a las exigencias horarias de los estudios convencionales. Sin embargo, la opción de estudiar de manera semipresencial acaba con este obstáculo y permite a las familias administrar el tiempo y el esfuerzo de la forma más cómoda.

Contar con formación presencial y online

A menudo los másters MBA se fundamentan sobre la docencia presencial de profesionales docentes y en materiales digitales. De esta forma, es posible acceder a nuevas técnicas de e-learning que se adaptan al alumnado gracias a las nuevas tecnologías. El uso de las plataformas virtuales para acceder al conocimiento no solo permite obtener la formación de una manera sencilla, sino que también se desarrollan otras aptitudes relacionadas con el entorno digital. Sin duda, una característica profundamente valorada hoy en día en el mercado laboral.

La puesta en marcha de nuevas técnicas de formación se realiza sin renunciar a la presencia docente. De esta manera, establecer contacto humano es especialmente necesario para solucionar dudas de forma efectiva.

Adaptación al nuevo mercado laboral

Por otro lado, los contenidos que se contemplan en un MBA están orientados a la integración laboral. De esta forma, los estudiantes podrán conocer de primera mano las últimas incorporaciones en cuanto a la gestión y administración de empresas, así como de la comunicación corporativa. Por norma general, los planes de estudios de este tipo de formaciones se realizan teniendo en cuenta las competencias de un mercado laboral contemporáneo. Esto es especialmente importante para aquellas personas que buscan una formación que tenga una aplicación real en su vida laboral.

Ahorro en alojamiento

Otra de las ventajas de la formación semipresencial es la posibilidad de realizar los estudios a distancia. En muchas ocasiones las formaciones de este tipo se realizan en grandes ciudades como Madrid y Barcelona, donde el nivel de vida es elevado. Esto puede ser un gran inconveniente para aquellas personas que no pueden permitirse vivir en estas grandes urbes. De esta forma, la metodología Blended posibilita que el alumno o la alumna solo tenga que desplazarse al centro de estudios en momentos puntuales. Como consecuencia, es posible ahorrar en alquiler durante el transcurso del curso académico.

Flexibilidad horaria

Una de las grandes ventajas de elegir realizar un MBA con metodología Blended es la flexibilidad horaria. Por norma general, en los estudios a distancia es posible realizar las tareas exigidas en el momento del día o de la semana que mejor le convenga a cada estudiante. De esta manera, es posible cursar el máster sin preocuparse por rígidos plazos de entrega que interfieran con la vida de los alumnos y alumnas.

Aumento del prestigio

Por último, no podemos pasar por alto otro de los factores que hacen de cursar un MBA una buena idea: la mejora de la imagen del estudiante. Cada vez son más las empresas que valoran este tipo de estudios, por lo que el currículum de una persona candidata que cuente con un MBA tendrá más posibilidades de destacar entre el resto de candidaturas.

Sin duda, las ventajas de acceder a un MBA con metodología Blended son muchas. No obstante, la mejor forma de saber si se adapta a las necesidades de cada persona es contactando con las entidades organizadoras para conocer al detalle información acerca de los planes de estudios y las condiciones de acceso.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído