Independentismo en Cataluña

Así es el genial cómic sobre la historia de Cataluña, libre de nacionalismos, que cabrea a los separatistas

Los separatistas rabian contra un cómic que narra la historia de Cataluña sin recurrir a las tesis históricas de los secesionista

Así es el genial cómic sobre la historia de Cataluña, libre de nacionalismos, que cabrea a los separatistas
Cómic sobre la historia de Cataluña RS

Cataluña es un territorio situado en el noreste de la península ibérica formado inicialmente a partir de los condados que formaban la Marca Hispánica del Imperio carolingio y cuya extensión y unidad fue completándose a lo largo de la Edad Media. Tras la unión dinástica del condado de Barcelona y el Reino de Aragón en el siglo XII, los territorios catalanes se constituyeron en parte integrante de la Corona de Aragón, alcanzando una notable preponderancia marítima y comercial a finales del período medieval. Actualmente, la palabra Cataluña se emplea habitualmente para referirse a la comunidad autónoma del mismo nombre situada en España según wp, mientras que tanto instituciones culturales, tales como el Instituto de Estudios Catalanes y la Universidad de Perpiñán,​ como medios de comunicación catalanes,​ hablan de Cataluña Norte para hacer referencia al Rosellón, la región integrada en el Departamento de los Pirineos Orientales de Francia.

Un cómic que explica la historia de Cataluña sin recurrir al discurso de los nacionalistas ha enfurecido a los separatistas. Se trata de ‘Cataluña. La Historia’, un tebeo de 2015 dedicado al público joven y editado por un grupo de historiadores pertenecientes a ‘Somatemps’, asociación crítica con el secesionismo y que cuenta con un portal propio de noticias, según recoge el autor original de este artículo Gonzaga Durán en okdiario y comparte Ivan Rastik para Periodista Digital.

El cómic ha cobrado actualidad ya que está recomendada por el Instituto Español de Estudios Estratégicos(IEEE), que depende del Centro Superior de Estudios de la Defensa Nacional (CESEDEN) y del secretario general de Política de Defensa, el almirante Juan Francisco Martínez Núñez.

El tebeo está escrito por Javier Barraycoa y Manuel Acosta, y dibujado por J. Alonso. Se puede comprar en la Librería Balmes de Barcelona. Los integrantes de ‘Somatemps’ se definen a sí mismos como «asociación de catalanes que nos sentimos hispanos y que vemos el nacionalismo como algo ajeno al ser catalán».

Los separatistas rabian contra el cómic de la historia de Cataluña libre de nacionalismo
Fragmento de ‘Cataluña. La historia’

Quico Sallés, periodista y colaborador de la cadena pública de TV3, le ha dedicado una crítica feroz por no compartir las tesis históricas de los separatistas catalanes. Lo hace a través de un artículo publicado en ‘ElMón.cat’, uno de los digitales independentistas que ha recibido subvenciones de la Generalitat de Cataluña en los últimos años.

Sallés saltó a la fama en octubre del año pasado por afirmar que la fiesta de Halloween tiene sus orígenes en Cataluña: «Eso de la calabaza es un modelo copiado de cómo se celebraba todos los santos en Osona y Ripollés. Alguno debió pasar esta costumbre a Irlanda y de allí pasó a Estados Unidos». En ‘Preguntes freqüents’, programa de TV3 en el que colabora, también ha realizado afirmaciones como «estoy odioso, odiosamente español».

«Santoral nacionalcatólico»

«Defensa recomienda un cómic sobre Cataluña escrito por la extrema derecha», es el titular de la pieza de Quico Sallés para cargar contra el cómic editado por ‘Somatemps’. Sallés afirma que la asociación constitucionalista tiene «un anticatalanismo visceral, además de una visión de ultraderechista de la vida política y social». A los autores del cómic les define como «nombres de la vieja guardia ultraespañolista en Cataluña».

Los separatistas rabian contra el cómic de la historia de Cataluña libre de nacionalismo
Fragmento de ‘Cataluña. La historia’

A continuación, el periodista independentista cuestiona el «rigor» y la «objetividad» del cómic puesto que está lleno de «referencias a tópicos e iconografías del santoral nacionalcatólico». «Sólo en la primera página, titulada ‘Hispania’, explica los pueblos íberos que ‘negociaban con extranjeros fenicios’ y que ‘demostraban ante cartagineses y romanos su extraordinario valor, como la resistencia de Sagunto o Numancia’. En la tercera plana, al explicar que Hispania es la ‘provincia más rica y culta del imperio’, termina refiriéndose a un ‘hecho que sacudirá la historia de la humanidad’, añade Sallés.

«Si el primer capítulo rozaba el delirio, el segundo es de bandera. Se titula La Reconquista y establece el año 589 como el nacimiento de la ‘nación española’, que califica como ‘la primera en Europa desde la caiuguda del Imperio Romano’, a través de III Concilio de Toledo.  ‘Los visigodos hemos vencido a los rebeldes bizantinos, ahora sí que España es una'», prosigue el periodista. «El cómic asegura que ‘La España visigoda era una realidad’ y que en el siglo VIII se configuraron los reinos y condados; nacían las Españas’.Un concepto donde los autores incluyen ‘Asturias, Al Ándalus, Navarra y la Marca Hispánica’, recalca el periodista de ‘ElMón.cat’.

Quico Sallés sigue con su ataque al cómic ‘Cataluña. La Historia’ en su siguiente párrafo: «El siguiente capítulo se titula ‘Expansión Mediterráneo’. En la primera de cambio ya dibujan a Jaume I en la reconquista de Valencia (1238) entrando a caballo y espada en la ciudad al grito de ‘Santiago, cierra España’. Sigue una curiosa historia de los almogávares para iniciar nuevo apartado: ‘Los Reyes Católicos’. Un capítulo donde se pinta un rey Fernando satisfecho que estén ‘Nuevamente unidas Castilla y Aragón, hoy comienza una nueva era de grandeza para España’. De hecho, el cómic asegura que Francia dominó Cataluña hasta que Felipe IV recuperó Barcelona en octubre de 1653».

«Mantener las tradiciones»

Por último, Sallés arremete también contra el episodio final del tebeo, titulado ‘1714: la invención de un mito’. «Dibuja la Guerra de la Independencia con la extraordinaria historia del ‘Timbaler del Bruc’, un capítulo dedicado a Prim o a las guerras para mantener las tradiciones, así como La Renaixensa. El cómic acaba con las elecciones de 1901, tachando a Valentí Almirall de ‘radical’ que se oponía a la exposición universal porque ‘no era nacionalista’ y con una conclusión un tanto extravagante: ‘La mayor parte del pueblo catalán rechazaba las interesadas especulaciones políticas de los burgueses catalanistas y manifestaba su españolidad en momentos cruciales, como sucedió en la Guerra de Cuba’.

«Esto es sólo una muestra de lo que alaba el ministerio de Defensa español», finaliza Quico Sallés.

Autor

Ivan Rastik

Iván Rastik, personaje ruso de origen pero español de vocación, es el gran experto erótico-festivo de Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído