"Llgamos a la luna, pero en lugar de eso llegamos a las estrellas", dijo el director de Carmel High School, Lou Riolo, sobre el dulce momento.

Este estudiante de secundaria con autismo recibe una ovación mientras obtiene su diploma en la graduación

Los sueños de graduación de un estudiante de secundaria de Nueva York se hicieron realidad con un poco de ayuda poco convencional de sus compañeros de clase, que mostraron su apoyo al permanecer absolutamente en silencio mientras cruzaba el escenario para recibir su diploma, según recoge el autor original de este artículo Ashley Boucher en people y comparte Manuel Trujillo para Periodista Digital.

Jack Higgins, un estudiante de la Escuela Secundaria Carmel con autismo, es extremadamente sensible a los ruidos fuertes, por lo que el director de la escuela, Lou Riolo, pidió a la Clase de 2019 y familiares y amigos que asistieron que se abstengan de aplaudir.

«A diferencia de muchos de nosotros, Jack es súper sensible a los ruidos fuertes», dijo antes de que Jack, quien ha sido estudiante en la escuela durante ocho años, fuera presentado en la ceremonia en junio. «Voy a pedir un gran favor a todos hoy. Me gustaría que todos no aplaudan, y no aplaudan. Eso es correcto. No aplaudir ni animar, porque puede estimular demasiado a Jack cuando llegue al podio para recibir su diploma «.

El público hizo todo lo posible para que Jack se sintiera célebre.

Al principio, Jack mantuvo sus dedos en sus oídos para, con suerte, mantener los ruidos fuertes, pero cuando hubo cruzado el escenario ya no era necesario. Los estudiantes, la facultad y el personal saludaron a Jack mientras caminaba, y los graduados se pusieron de pie para darle una ovación silenciosa mientras caminaba por el escenario con sus dos hermanos y uno de sus maestros.

«Algo increíble sucedió en la graduación de Carmel High School», dijo Riolo en un comunicado junto con un video del momento, llamando al éxito «nada menos que un milagro».

«Llegamos a la luna, pero en lugar de eso llegamos a las estrellas», agregó.

«Fue importante lograr esto», dijo Riolo a CNN, señalando la importancia de hacer que cada estudiante se sienta bienvenido en el día de su graduación.

«Primero que nada para Jack, segundo para su familia, que podría experimentar el mismo evento que cualquier otro padre / familia cuyo hijo alcance este hito fue de gran importancia», dijo. «Por último, para dar la oportunidad a todos los que están en el campo de la oportunidad de ayudar a hacer realidad los sueños de graduación de un joven y su familia».

Riolo también notó lo impresionado que estaba por la muestra de compasión de la audiencia ese día, algo que es un valor central para Carmel High School.

«A menudo hay que darle a la gente la oportunidad de estar a la altura de la ocasión», dijo Riolo a la agencia. «Realmente creo que las personas tienen un alma amable y compasiva y quieren ayudar, y esta fue una de esas ocasiones».

Autor

Manuel Trujillo

Periodista apasionado por todo lo que le rodea es, informativamente, un todoterreno

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido