HAY GENTE PARA TODO

Este tipo se ‘come’ a unos gays chinos después de que éstos comentaran que estaba devorando con los ojos a una chica

Un momento de máxima tensión. Un hombre amenaza a una pareja gay después de que los dos chicos chinos defendieran a una mujer de sus comentarios machistas, durante un viaje en un autobús en el sur de Gran Canaria.

La denuncia fue realizada por Defensa LGBT a través de su cuenta oficial de Twitter, donde compartió un vídeo de la agresión homofóbica.

En el mismo, el hombre les grita “pedazo de maricones” y amenazó a uno de ellos: “No te equivoques, tengo dos hijos. Si no dice nada ella, no lo hagas tú. Te pego un puñetazo, pedazo de maricón”

El vídeo de la agresión fue difundido en las redes sociales

Además, justificó su comportamiento hacia la mujer diciendo: “Yo miro a las mujeres, no soy maricón”. Mientras el hombre insultaba a los gritos, los demás pasajeros le pedían que se calmara.

Defensa LGBT pidió a través de Twitter que los demás usuarios difundieran el incidente a través de la red social, para poder identificar al agresor que, según indicaron, suele coger habitualmente la “guagua global” de la linea 01 de Gran Canaria Sur, según diariodeavisos.

La Asociación de Policías para la Democracia (APODEC) ha difundido un desagradable incidente ocurrido en una guagua que iba desde el sur de Gran Canaria a Las Palmas.

El relato, según los propios agentes es el siguiente: “Este energúmeno, por llamarlo de alguna manera, estaba molestando en el mencionado autobús a una joven. Otros jóvenes sentados a su lado interceden recibiendo a cambio todo tipo de insultos, amenazas graves e intimidación extrema, por haber hecho lo que debían con sinvergüenzas como este. Todo ello ante la pasividad injustificada del conductor, que omitió el deber de evitar que la situación fuese a más o la posibilidad de que portarse arma blanca con

La grabación ha despertado la indignación de miles de personas en redes sociales..

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los vídeos más vistos

Lo más leído