Tanto si vas, como no, de feminista, esto te iteresa

‘Free the nipple’: ¿a favor o en contra de enseñar los pezones?

Nos ponemos serias y hablamos sobre una realidad que, a día de hoy, todavía sigue censurado para la sociedad

'Free the nipple': ¿a favor o en contra de enseñar los pezones?
Janet Jackson y su pezón en la Super Bowl. PD

Hay de todo, como en botica.

El movimiento #Freethenipple nació de una idea de la cineasta Lina Esco, para denunciar la desigualdad del cuerpo de la mujer en redes sociales.

Mientras que los torsos masculinos campan a sus anchas por Facebook e Instagram, las mujeres no pueden enseñar sus pezones en estas redes ya que sus propios algoritmos están diseñados para censurar este tipo de fotografías.

Según Lina Esco, este tipo de cosas desenmascara la hipocresía de la cultura occidental y refuerza los tabúes sobre los cuerpos de las mujeres. Como ya sabemos, la batalla al machismo todavía no está ganada (ni por asomo).

Y es que, aunque la lucha por el empoderamiento femenino cada vez es más fuerte, todavía seguimos en una sociedad patriarcal en la que aún queda mucho por hacer.

En este caso, hablamos sobre los pezones femeninos y la controversia que hay por enseñarlos.

Hombres y mujeres poseen pezones pero solo los femeninos son controvertidos…

Hemos visto en más de cien ocasiones un montón de mujeres llevar escotes de infarto, transparencias o incluso los propios bikinis que solo cubren el pezón. Hasta ahí todo bien pero, si se te sale el pezón del bikini o de uno de tus looks, la primera frase que escuchamos es «¡se te ve la teta». Automáticamente, como acto reflejo, nos sale tapárnosla y sentirnos incluso un poco avergonzadas… Pero ¿por qué nos ocurre esto si el pezón femenino es exactamente igual que el masculino?

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Kim Kardashian West (@kimkardashian) el 19 Jul, 2019 a las 9:38 PDT

Al menos en la playa es muy común ver a mujeres haciendo topless y solo ahí parece que está permitido. Incluso las propias chicas que hacen topless en la playa solas o con amigas, ya si hay un chico, la cosa cambia. Y volvemos a preguntarnos cómo en pleno siglo XXI puede seguir ocurriendo esto.

Ya Miley Cyrus en su época más rebelde echaba pulsos a las pantallas e iba lo más destapada posible. En 2015 fue invitada en el programa de Jimmy Kimmel y no tuvo ningún problema en reconocer que América tiene un problema con los pezones y que, como lleva pegatinas en los pezones, no hay ningún problema, pero que sino las llevase ya no podría aparecer en televisión.

Pero quien realmente consigue los cambios en este siglo XXI son las redes sociales, las plataformas donde nos expresamos en la red.

Todavía en 2019 redes sociales como Instagram y Facebook (las más utilizadas), siguen censurando el pezón femenino. La realidad de Instagram es que la plataforma no posee una máquina súper inteligente que sepa distinguir un pezón femenino de uno masculino, son los usuarios los propios que denuncian la publicación y ya es cuando Instagram amenaza con cerrarte la cuenta incitando así a la autocensura.

El pasado verano de 2018 se hizo viral el movimiento #Freethenipple, una revolución a la que celebrities como Rihanna, Bella Hadid, Victoria Beckham o Lady Gaga se sumaron sin pensarlo. La red se inundó de críticas a Instagram por la censura de los pezones femeninos ya que en realidad, esta aplicación está llena de torsos masculinos desnudos pero desde luego ninguno (o muy pocos) femeninos.

El movimiento también ha llegado a las calles para gritar bien alto por la libertad del pezón femenino.

Ver esta publicación en Instagram

Brighton!! we hear you, we feel you. THE TIME IS NOW!!!!!! thank u!!!!

Una publicación compartida de Free The Nipple (@freethenipple) el 23 Jun, 2019 a las 1:08 PDT

Y es que esto va más allá de la parte de arriba del bikini, también llega a los sujetadores. Muchas mujeres con poco o medio pecho no sienten la necesidad de utilizar sujetador, pero según dónde o con que ropa lo lleven, puede estar visto como de «poco profesional». Nos gustaría saber cuál es la lógica que se aplica a esas afirmaciones.

La serie The Bold Type, de la que ya os hemos hablado antes en Vanidad, también dedica un capítulo a esto que, precisamente, se llama «El problema del pecho» y hace alusión a ese movimiento que se vivió (y se vive) en las redes de la mano de Kat, directora en redes sociales de Scarlet.

Como ya hemos dicho, este tema es solo uno de todos los que quedan por resolver, pero el cambio empieza en uno mismo. Sé dueña de tu libertad y decide si quieres llevar o no sujetador, bikini o lo que te apetezca y es que tus pezones no son un objeto sexual para la sociedad. ¡Conseguiremos un cambio pronto!

Raquel Sanz: @raquel_sanz_8

Te puede interesar

La selección de las mejores marcas de termómetros

TERMÓMETROS CLÍNICOS

Aquí encontrarás la oferta actualizada de estos dispositivos de salud

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído