Esta forma del plutonio resultó lo bastante estable como para poder ser utilizada como una fase transitoria en los depósitos de desechos radiactivos

Así es el nuevo estado «imposible» del plutonio, recientemente descubierto

Así es el nuevo estado "imposible" del plutonio, recientemente descubierto
Así es el nuevo estado "imposible" del plutonio, recientemente descubierto RT

Lo que parecía haber sido un experimento fallido resultó en un fortuito descubrimiento. El intento de obtener nanopartículas de dióxido de plutonio terminó en un hallazgo inesperado. El grupo internacional de científicos que estuvo a cargo de la investigación sometió a condiciones alcalinas los átomos de este metal radiactivo con una valencia (VI) y obtuvo un compuesto sólido con otra valencia (V), según recoge rt y comparte Paula Dumas para Periodista Digital.

Esta forma del plutonio resultó lo bastante estable como para poder ser utilizada como una fase transitoria en los depósitos de desechos radiactivos, puesto que es un auténtico desafío guardar los restos del material extraído de las cabezas nucleares y algunos reactores y evitar la contaminación ambiental.

La prueba fue realizada en el Laboratorio Europeo de Radiación Sincrotrón en Grenoble (Francia) y estuvo liderada por el Centro Helmholtz de Dresde-Rossendorf (Alemania). Cuando los investigadores de la Universidad Estatal Lomonosov de Moscú (Rusia) procesaron los datos experimentales, se mostraron muy sorprendidos. Hasta consideraron «imposible» la síntesis resultante y consideraron que se podría tratar de un error, según informó el viernes pasado un comunicado del Sincrotrón.

«Cada vez que creamos nanopartículas a partir de otros precursores, como el plutonio (III), (IV) o (V), la reacción es muy rápida, pero aquí observamos un fenómeno insólito a mitad de camino», explicó la experta en espectroscopia e investigadora principal del estudio Kristina Kvashniná. «Los químicos estaban completamente incrédulos, pero los resultados eran bien evidentes», afirmó.

Se solía pensar antes de ese caso que una fase pentavalente de este metal no existía, pero una repetición de la misma reacción química tres meses después confirmó la conclusión inicial del grupo. La estabilidad de esta condición ha sido confirmada para un período de varios meses, mientras que las nanopartículas buscadas finalmente no fueron obtenidas.

Kvashniná sugiere que este dato se tenga en cuenta en las previsiones de lo que pasará con los desechos nucleares en cuestión de millones de años, porque las predicciones teóricas anteriores sobre el comportamiento del metal ya no son válidas.

El estudio fundamental de su equipo sobre el transcurso de estas pruebas fue publicado la semana pasada en la revista alemana Angewandte Chemie.

Autor

Paula Dumas

Informar y entretener; periodismo del siglo XXI, actualidad y redes.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído