POLÍTICOS, PERIODISTAS Y LENGUAJE

‘Casoplón’, palabra que popularizó la mansión serrana de Pablo Iglesias e Irene Montero, llega al diccionario de la RAE

La Real Academia de la Lengua Española ha presentado las novedades de la 24ª edición del Diccionario de la Lengua Española (DLE), que ha incorporado nuevos términos a su obra.

Así palabras tan usadas como «zasca» o «casoplón» ya se podrán encontrar en el diccionario.

«Casoplón» es un término que se popularizó hasta el paroxismo en España, cuando se descubrió que Pablo Iglesias e Irene Montero, que insultaban a todo dirigente que no viviera en un barrio popular y habían jurado no salir nunca de la madrileña Valleca, compraron un enorme y millonario chalet en Galapagar.

El Diccionario de la Lengua Española lo ha incluido en su 24ª edición.

Los dirigentes de Podemos aun deben al banco más de 400.000 euros del préstamo hipotecario que pidieron el año pasado para comprar el casoplón de Galapagar en el que residen actualmente.

El préstamo fue concedido en mayo de 2018 por 540.000 euros. Iglesias dejó su barrio en Vallecas para irse a otro que siempre ha criticado.

La Mansión de Iglesias y Montero.

El casoplón de los líderes de Unidas Podemos ha sido objeto de críticas tanto del resto de formaciones como de compañeros de partido. Además, se ha convertido en centro de protestas y reivindicaciones, como cuando colocaron una bandera de España frente al chalet o cuando organizaron un acto para reprocharles que vayan de marxistas y tengan un casoplón.

El nuevo diccionario ha sido presentado en la penúltima jornada del XVI Congreso de la Asociación de Academias de la Lengua Española (Asale), que se celebra en Sevilla por el director de la Real Academia Española (RAE), Santiago Muñoz Machado, Paz Bataner, directora de la edición 24ª y Raquel Montenegro, directora de la Academia Guatemalteca de la Lengua.

Muñoz Machado ha confesado que «es renovadora, casi revolucionaria» y ha avanzado algunas de las novedades que se usan habitualmente pero que no habían entrado en el diccionario. Así, encontramos términos como ‘arboricidio’, que es la «tala injustificada de árboles» o ‘mensajear’, «comunicarse por medio de mensajes escritos a través de un teléfono celular».

Otras novedades, además de casoplón y zasca, que incluirá ahora el diccionario son: arboricidio, aguantadero, amá, andropáusico, amish, beatlemanía, antitaurino, brunch, sieso, bordería, capillita, carajal, centrocampismo, annus horribilis, router, rúter, textear y torá.

En total, han sido modificadas 1.110 entradas, entre las que destacan la adición de 229 artículos y 88 acepciones, así como las 536 enmiendas que en lemas, acepciones y etimologías.

En cuanto a las adiciones de acepción destacan la de aplicar como «presentar una solicitud oficial para algo», marcada como propia de América, o la de ‘sieso’, que, aplicado a las personas, ahora se define también como «desagradable, antipático, desabrido».

Además, entre las 284 enmiendas de acepción que se han producido, resalta el cambio en homeopatía, que ha pasado de «sistema curativo» a «práctica».

VEA EL QUILOMBO — PRESENTADO POR LUIS BALCARCE

Autor

Francisco Lorenson

Polifacético e innovador reportero, lleva años trabajando en el sector y aprendiendo de algunas de las personas más inteligentes del negocio.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído