Historia

El extraño misterio tras el esqueleto secuestrado por los nazis y los soviéticos

El extraño misterio tras el esqueleto secuestrado por los nazis y los soviéticos
El extraño misterio tras el esqueleto secuestrado por los nazis y los soviéticos Instituto de Arqueología de Praga Image caption /YT

Hace muchos años que los arqueólogos andan dando vueltas y pensando qué secretos esconde, y cuál es la identidad real de un esqueleto datado en el siglo X que fue descubierto en un castillo de Praga, y que tanto los nazis como los soviéticos usaron como “talismán” ideológico.

El esqueleto fue descubierto y desenterrado en 1928 por el arqueólogo de origen ucraniano Ivan Borkovsky, un conocido exiliado de la Guerra Civil Rusa, al que se le prohibió publicar sus conclusiones científicas tras el análisis de los restos, ya que sólo ostentaba el puesto de asistente del jefe de arqueología en el Museo Nacional de Praga.

Arqueólogos que posteriormente analizaron los restos como Frolik, están convencidos de que se trata de un guerrero del norte, seguramente Vikingo, que falleció por causas todavía desconocidas, cuando tenía alrededor de 50 años, y que había llegado a Praga de adulto. Pero no pueden confirmar su lugar de origen real.

Para Hitler, simbolizaba la idea de que la raza alemana estaba volviendo a ocupar la tierra antigua que era legítimamente de ellos, y para los soviéticos, que también ajustaron la historia para que le cuadrara el argumento, decían que se trataba de seguramente un hombre que llegó para servir en el séquito ducal de Borivoj I, el que fuera el primer duque de Bohemia y padre de la famosa dinastía de los Premislidas, que reinaron en Bohemia y en Polonia entre le siglo XI y el XII.

Cada uno ajustó la historia en su beneficio, pero el origen real del esqueleto sigue siendo un gran misterio de la arqueología, que muchos siguen intentando desentrañar.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído