LA FAMILIA ESPAÑOLA

Santiago Abascal (VOX) a Begoña Villacís (Cs): «Si no vais a combatir a la izquierda totalitaria, no molestéis»

Santiago Abascal (VOX) a Begoña Villacís (Cs): "Si no vais a combatir a la izquierda totalitaria, no molestéis"
Santiago Abascal (VOX) y Begoña Villacís (Cs). PD

Con sus 52 diputados en el Congreso de los Diputados, los de VOX son la tercera fuerza política española, bastante por encima de Podemos y Ciudadanos y no se van a dejar empujar. Ni por enemigos ni por ‘amigos’.

La polémica del ‘pin parental’ ha desatado ya las hostilidades entre socios de gobierno.

La vicealcaldesa Begoña Villacís ha asegurado que esta medida «no se va a implantar» en Madrid.

La respuesta de VOX no ha tardado en llegar: «Si no vais a ayudar a combatir las políticas totalitarias de la izquierda, al menos no molestéis».

La número 2 del Ayuntamiento de Madrid ha mostrado su negativa, en nombre de Ciudadanos, a adoptar el ‘pin parental‘  en el resto de Comunidades donde C’s gobierna con el PP y con el apoyo explícito de Vox.

Esas autonomías son Madrid, Andalucía o Murcia.

El PSOE ya ha advertido al Gobierno de la Región de Murcia que le llevará a los tribunales si no rectifican.

Ciudadanos ya ha tomado la decisión de negarse a la implantación de esta medida de control que favorece a los padres. Por eso Vox, necesario en las comunidades donde gobiernan PP y C’s con su apoyo, especialmente para aprobar los Presupuestos.

Este 18 de enero de 2020, ante la reacción de la representante de Ciudadanos, Vox ha contestado con dureza al partido naranja: «Si no vais a ayudar a combatir las políticas totalitarias de la izquierda, al menos no molestéis». Y es que el llamado ‘pin parental’ es una de las medidas que el partido de Santiago Abascal pretende que se implante, sí o sí.

Todo el ruido generado en torno al ‘pin parental’ ha servido para desviar la atención de la decisión más polémica y arbitraria tomada hasta el momento por Pedro Sánchez.

El nombramiento de Dolores Delgado como nueva fiscal general del Estado ha desatado una tormenta política y jurídica. El Consejo General del Poder Judicial ha dado su plácet para el nombramiento, aunque no es vinculante, y no han dicho que Delgado sea «idónea» para el puesto.

Desde ese momento, todavía falta el trámite en el Legislativo, la tormenta le ha estallado al nuevo Ejecutivo socialcomunista.

Primero por el dedazo de Sánchez, pero también por lo que supone colocar al frente de la Fiscalía a una persona que se sentó a la mesa con Villarejo, conoció de algunos delitos confesados por el propio autor y, siendo en ese momento fiscal, no acudió a denunciarlo.

Delgado, en aquella comida con las cloacas, también utilizó un calificativo despectivo hacia el que ha sido compañero suyo en el anterior Consejo de Ministros.

Llamó «maricón» al juez Fernando Grande-Marlaska.

Y yendo más allá, dijo que había visto «tíos del Supremo y de la Fiscalía irse con menores» en un viaje a Colombia.

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído