ESCUELA, FAMILIA, POLÍTICOS, JUECES Y EDUCACIÓN

Pin parental: Murcia desafía al Gobierno Sánchez y no retirará el ‘control familiar’ a menos que lo ordene la Justicia

Pin parental: Murcia desafía al Gobierno Sánchez y no retirará el 'control familiar' a menos que lo ordene la Justicia

Lo tiene claro el popular Fernando López Miras.

El presidente de la Región de Murcia ha reiterado este 14 de febrero de 2020 que la Consejería de Educación no retirará el permiso parental, conocido como ‘pin parental’, a menos que se lo exijan las «instancias judiciales».

Es un claro desafiado al Gobierno social-comunista, amalgamado por Pedro Sánchez y Pablo Iglesias y se produce cuando solo quedan dos días para que expire el plazo dado a esta comunidad autónoma por el Ministerio de Educación para retirar la medida antes de acudir a los tribunales.

López Miras ha defendido que sobre las autorizaciones que los padres deben emitir desde septiembre para que sus hijos asistan a actividades complementarias en los centros educativos ya se tomó una decisión, que es “legal” porque cuenta con informes favorables tanto de los servicios jurídicos de la consejería como de la inspección educativa.

El llamado ‘pin parental’ es una propuesta -liderada por VOX y apoyada por el PP- que pretende obligar a la dirección de los centros educativos a tener que informar sobre cualquier materia, charla, taller o actividad que afecte a cuestiones sobre la identidad de género, el feminismo o la diversidad LGTBI a los progenitores para obtener su consentimiento expreso. Esta medida, que supone un veto a ciertos contenidos educativos, afectaría a actividades organizadas en horario lectivo y, por tanto, a diferencia de las extraescolares, obligatorias para todos los alumnos.

“Si las instancias judiciales nos dicen que hagamos otra cosa, lo haremos, pero no lo haremos porque nos lo diga un Gobierno que no cree en lo que nosotros creemos como es la libertad de los padres y madres”.

Eso ha dicho López Miras durante la inauguración de un parque de bomberos en Alhama de Murcia.

Preguntado por los periodistas, ha insistido en que “evidentemente” tendrá que ser un juez el que ordene la retirada de esa medida.

El pin parental, impulsado inicialmente por VOX se ha convertido en el epicentro de un encendido debate escolar.

El partido de Santiago Abascal argumenta que en España y desde hace ya bastantes años, se está adoctrinando a los menores en ideología de género, en contra de la voluntad y contra los principios morales de muchos padres.

Y que esto se hace a través de contenidos curriculares en asignaturas, actividades tutoriales, talleres y clases sobre ideología de género, así como una educación afectivo sexual que incumple flagrantemente el artículo 27.3 de la Constitución Española y los derechos que les asisten a estos como padres.

Y que en consecuencia, para poner coto a esto, consideran prioritario poner en las manos de los padres el llamado ‘pin parental’.

El pin parental, tal y como lo plantea VOX, es una carta dirigida a los directores de los centros educativos en la que los padres piden que les informen previamente, a través de una autorización expresa, sobre cualquier materia, charla, taller o actividad que afecte a cuestiones sobre la identidad de género, el feminismo o la diversidad LGTBI, de tal forma que los progenitores puedan dar su consentimiento para que su hijo asista o no.

López Miras ya manifestó solo unos días después de recibir el requerimiento del Gobierno para que retirase la medida, que no descartaba llegar a los tribunales.

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído