El equipo de rugby 'Indigenous All Stars' ha invitado al pequeño a acompañar a los jugadores en su salida al campo para su próximo partido

Quaden, el niño con enanismo víctima de bullying que pedía que lo matasen, recibe el apoyo de todo el mundo tras subir su madre el video a internet

Se han impuesto el amor, la ternura, el sentido común y la humanidad, pero tras muchos meses de dolor y sufrimiento.

Sollozando, llevándose las manos a la cabeza y apretando sus puños contra su cuello como queriendo salir de su piel.

Es la desgarradora imagen que ha dado la vuelta al mundo: la de Quaden Bayles, un niño de 9 años que sufre acondroplasia, grabado por su propia madre en el preciso instante en que le recogía del colegio, donde acababa de sufrir un nuevo episodio de acoso escolar.

Entre lágrimas, cabizbajo, desconsolado, el niño llegaba a verbalizar su dolor: “Dame un cuchillo. Me voy a matar”.

“Quiero morir”. “Quiero que alguien me mate”. “Quiero morir”, repite una y otra vez, mientras su madre, que publicó el vídeo en las redes sociales, denunciaba los efectos terribles del acoso escolar:

“Esto es lo que hace el bullying. ¿Podéis educar a vuestros hijos, a vuestros familiares, vuestros amigos? ¿Os preguntáis por qué los niños se están suicidando?”.

Eso reprocha la madre, en un mensaje que ha causado una gran conmoción y ha provocado un aluvión de respuestas en apoyo al niño.

RUGBY

Desde un equipo de rugby, el Indigenous All Stars, que le ha invitado a unirse a todos los jugadores en el próximo partido, pasando por famosos como Hugh Jackman o Jon Bernthal, hasta llegar al humorista Brad Williams, quien ha impulsado una campaña para llevarle a Disneyland que ya ha recaudado más de 270.000 dólares: son muchos los que se han pronunciado para apoyar a Quaden y denunciar el acoso escolar; para ayudarle a salir del sufrimiento y que sienta que hay personas que le quieren en todos los rincones del mundo.

Porque el pequeño Quaden es tan solo eso lo que pide y lo que quiere: que la gente sea amable; que no le odien, le castiguen, le insulten y le hagan sentir que la vida es un infierno y que no merece la pena seguir en este mundo.

No hay derecho a que ningún niño ni ningún ser humano se sienta así.

AGRADECIMIENTO

Desde Brisbane, Australia, donde reside, el pequeño agradece hoy las múltiples muestras de cariño que todo el mundo le ha dedicado, esbozando una sonrisa que hoy lucha por dejar atrás ese profundo y desgarrador sentimiento que le hacía reiterar ante su madre que no quería seguir viviendo.

Fortalecido, querido y apoyado, hoy Quaden lanza un mensaje a todos aquellos que, como él, sean víctimas del acoso escolar: “Si te hacen bullying defiéndete y no escuches lo que dicen”.

En declaraciones recogidas por SBS National Indigenous Television, medio australiano, Quaden ha lanzado un llamamiento para que la lacra del acoso escolar sea combatida desde la educación:

“Los padres deberían hacer que sus hijos sean más amables con la gente con discapacidad”.

Eso ha recalcado, en un grito por conseguir que la convivencia en escuelas como la suya esté basada en el respeto a todos, independientemente de su raza, su color, su condición, sus trastornos o enfermedades.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los vídeos más vistos

Lo más leído