LA EDUCACIÓN EN ESPAÑA

Arturo Pérez-Reverte lanza un escalofriante aviso sobre el futuro inminente: «¡No tiene maldita gracia!»

Arturo Pérez-Reverte lanza un escalofriante aviso sobre el futuro inminente: "¡No tiene maldita gracia!"

Cada tuit que escribe Arturo Pérez-Reverte es tenido en cuenta por la gente, y no ha sido menos en esta ocasión.

El afamado escritor y académico español sorprende con una suerte de profecía compartiendo con sus seguidores un vídeo adjuntando unas palabras. Fue este 25 de febrero de 2020:

Se trata de un corto llamado Matemáticas alternativas, y que habla sobre la posverdad, la transformación de la realidad en virtud de las emociones personales y las creencias propias del individuo, para lanzar un mensaje que trate de influir.

Lo de las ovejas y el pastor llevado al futuro en unos conceptos más complejos: como el de ‘angustia emocional’, el hostigamiento social, la libertad de pensamiento, la capacidad de los padres para decidir lo que aprenden o no sus alumnos, los intentos de los gobiernos por decidir cómo educan a sus infantes…

Todo, ya ven, centrado en la educación, en la que incide el vídeo y por tanto, Reverte.

Y es que la educación en España se debate en estos momentos entre el funcionamiento de hasta ahora y la inclusión del pin parental, el modelo que el partido VOX está pretendiendo imponer y que ha generado un fuerte debate en la sociedad.

Test para detectar ‘fachas’ en el aula

En la prueba, que consiste en responder sí o no a las cuestiones planteadas, se pregunta si es imprescindible conservar las tradiciones, si las personas débiles entorpecen la sociedad o si vale la pena morir por una causa, entre otros. La conclusión final es que el número de síes que haya en las respuestas determinará tu alejamiento o proximidad a los postulados totalitarios. 

Pin parental

El llamado ‘pin parental’ es una propuesta -liderada por VOX y apoyada por el PP- que pretende obligar a la dirección de los centros educativos a tener que informar sobre cualquier materia, charla, taller o actividad que afecte a cuestiones sobre la identidad de género, el feminismo o la diversidad LGTBI a los progenitores para obtener su consentimiento expreso. Esta medida, que supone un veto a ciertos contenidos educativos, afectaría a actividades organizadas en horario lectivo y, por tanto, a diferencia de las extraescolares, obligatorias para todos los alumnos.

“Si las instancias judiciales nos dicen que hagamos otra cosa, lo haremos, pero no lo haremos porque nos lo diga un Gobierno que no cree en lo que nosotros creemos como es la libertad de los padres y madres”.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído