Los cinco pilares de la felicidad del niño

Relación: Expectativas

CÓMO EDUCAR PARA GENERAR ADULTOS FELICES

Relación: Expectativas

Hay un motivador especial en la vida de los niños, el más influyente sin duda en términos globales: las expectativas de los adultos y especialmente las de los padres.

Como son tan importantes y cada  niño  necesita un rango diferente de expectativas, si las empleamos con torpeza, bien por defecto o por exceso, su influencia puede no ser la que esperábamos.

Sepa que sus expectativas, aunque no las exprese abiertamente, al niño le llegan y las va a percibir.

Por tanto tendrá que interiorizar lo que desea de su hijo basándose en principios y valores, siendo realista considerando su propia dedicación hacia él y sus capacidades como adulto.

También tendrá en cuenta el entorno del niño, sus puntos fuertes y las condiciones de aprendizaje que lo rodean.

Sea coherente.

Siguiendo con el ejemplo del violonchelo, ¿de qué serviría mostrar grandes expectativas a su hijo para que sea celista si a usted no le interesa la música?

En todo caso podría apoyarlo si es una actividad que el niño hace con interés, pero sus expectativas como padre se mostrarían sesgadas por incoherentes.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído